Público
Público

Cadenas, un seleccionador a caballo entre España y Polonia

El sucesor de Valero Rivera se une al elenco de jugadores en el 'exilio' compaginando su cargo con el de técnico del Wisla Plock. "El objetivo es que el equipo quede campeón en cualquier competición", asegura e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevo rostro, pero la misma ambición. El banquillo de la selección española de balonmano, la vigente campeona del Mundo, cuenta desde este martes con un nuevo inquilino, el técnico Manolo Cadenas, que no dudó en asumir la máxima exigencia, pelear por el triunfo en cada gran competición. Y lo hará compaginando su cargo como seleccionador con el de entrenador 'exiliado' en el Wisla Plock polaco.

'El objetivo es el mismo de los últimos años, que el equipo quede campeón en cualquier competición', señaló Cadenas, que, pese a que ayer estaba en Polonia, le ha dado tiempo a llegar a Madrid para ser presentado como nuevo entrenador del equipo nacional español para el ciclo olímpico que concluirá con la disputa de los Juegos de Río de Janeiro en 2016.

Tres años y medio en los que seguirá al frente de la selección femenina, Jorge Dueñas, el entrenador que condujo el pasado verano a las 'guerreras olímpicas' a la conquista de la medalla de bronce en los Juegos de Londres. Los dos técnicos contarán con el apoyo y la supervisión, eso sí, 'con libertad total', como se encargó de recalcar, de Manolo Laguna, que ejercerá como nuevo director técnico del proyecto que encabeza el nuevo presidente de la Federación Española de Balonmano, Franscisco Blázquez.

Cadenas ha alabado la labor de su antecesor Valero Rivera, que ha aceptado una suculenta oferta para ser seleccionador de Qatar, especialmente por el Mundial conseguido el pasado mes de enero, algo que definió como 'inmejorable', aunque recalcó que 'uno no elige cuándo quiere ser seleccionador'. 'He llegado en el mejor momento del balonmano español y sólo me queda seguir aportando', comentó.

Asimismo, ha descartado hacer una revolución en el que equipo: 'Está claro que tras los últimos resultados, cualquier cambio debe de ser muy meditado y con perspectivas de futuro', explicó. Dos de los nombres que se barajan para volver al equipo nacional son los de José Javier Hombrados, que se perdió el Mundial por una lesión, y Juanín García, al que Cadenas se ha entrenado durante 10 temporadas.

Cadenas no descartó a ninguno de los dos para futuras convocatorias: 'Los dos están compitiendo al máximo nivel y los dos son seleccionables, así que por qué no, aunque también está el tema de la edad, sobre todo en el caso de Hombrados, porque Juanín en ese sentido tiene más recorrido'.

Cadenas, que actualmente está al frente del Ademar León, ha sufrido en sus propias carnes la tremenda crisis que azota al balonmano. El club leonés se encuentra inmerso en un concurso de acreedores y con un futuro muy oscuro, por lo que la necesidad le ha obligado a emigrar, como tantos jugadores españoles de primer nivel, que están jugando en ligas extranjeras.

Estos problemas, según Cadenas, pueden verse compensados por el conocimiento de 'otros tipos de balonmano' que adquirirán los internacionales en sus experiencias lejos de España, así como la posible irrupción de un mayor número de jóvenes en el campeonato nacional. 'Es algo nuevo y habrá que ver como lo afrontamos', indicó Cadenas, que no ve ningún problema en compaginar su doble papel de entrenador-seleccionador. 'Es algo nuevo para mí. Otros seleccionadores ya lo hicieron con éxito. Desde el club, no me han puesto ningún dificultad, todo lo contrario, están encantados de contar con el seleccionador español como su nuevo entrenador', concluyó.