Público
Público

Cierre patronal en la NBA

La falta de acuerdo en materia de negociación colectiva entre jugadores y franquicias pone en riesgo la próxima temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La NBA echa el cierre. Las tres horas de reunión entre el Comisionado de la liga, David Stern y el jefe de la Asociación de Jugadores, Billy Hunter, no han sido suficientes para evitar el cierre patronal (lockout en inglés) que pone en suspenso la mejor competición de baloncesto del mundo, al no haberse logrado un acuerdo en materia de negociación colectiva para la temporada 2011-2012.

El cierre supone que las franquicias no permitirán el acceso a los jugadores ni para entrenarse hasta que no se consiga un pacto entre los dueños de los equipos y los jugadores. De este modo, la liga queda en suspenso justo cuando se abría el período de libres traspasos este viernes y se pone en riesgo la temporada regular, que podría cancelar varios de sus partidos.

No sería la primera vez. En la temporada 98/99, otro cierre patronal dejó en 50 el número de partidos frente a los más de 80 que se juegan normalmente.

'Tratamos de evitar el cierre, pero desafortunadamente no hemos alcanzado un acuerdo', ha asegurado Matt Boner, ex jugador de los Spurs, y uno de los miembros del comité sindical de los jugadores, según informa ABC News. 'Las diferencias son muy grandes', ha añadido Hunter.

Y lo son realmente. Los dueños insisten en que los equipos no pueden permitirse pagar los altos salarios a los jugadores y ser solventes al mismo tiempo. De hecho, el propio Comisionado Stern ha advertido que en la pasada temporada 22 de los 30 equipos se encontraban en números rojos. Los dueños piden por ello concesiones a los jugadores y que se establezca un límite en la cantidad que los equipos pueden pagar a los baloncestistas. Sin embargo, la posición de los jugadores es firme: nada de tocar los salarios.

Con este abismo entre ambas posiciones se sentaron el viernes pasado a negociar sin éxito y decidieron aplazar el encuentro hasta este jueves, día límite para lograr un acuerdo.

De este modo, la NBA se convierte en la segunda liga profesional de Estados Unidos en echar el cierre patronal tras la NFL (fútbol americano), que ya lo hizo en marzo pasado.