Público
Público

Un clásico de doble filo

La intrascendencia del partido por la diferencia en la Liga hacen que Mourinho medite salir con medio equipo suplente, pensando en el choque del martes contra el ManchesterUnited. El Barça intentará redimirse de la humillación de la

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La total y absoluta intrascendencia rodeaba al clásico de esta tarde (16:00 horas, Canal +), hasta hace cuatro días. Sin embargo, el choque de Copa entre los dos colosos en el Camp Nou ha abierto un escenario algo inesperado hace apenas una semana.

La importancia para la Liga sigue siendo prácticamente nula, pero la dureza con la que el Real Madrid venció al Barça el pasado martes está haciendo demasiado grande una herida que se abrió en la Ciudad Condal tras el partido de San Siro.

De ahí que a los azulgranas se les presenta ahora la inmediata posibilidad de resarcirse a medias en el Bernabéu y recuperar el ánimo y la moral perdidos tras los últimos puñetazos directos al mentón culé. 

No hay que olvidar que es prácticamente el mismo Barça que ha dado una lección tras otra en el Bernabéu y que lleva cuatro años seguidos sin caer en el estadio blanco. Y los azulgranas no dejarán pasar, si pueden, la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa en un escenario difícilmente mejor y bajar de paso los humos al eterno rival.

Por ello, y porque los azulgranas no tienen compromisos entre semana, Roura apenas moverá un ápice el dibujo que se considera de gala, pese a los últimos tropezones. Cobra fuerza la entrada de Villa en el 'once' en lugar de un Cesc muy desacertado ante Milan y Madrid, lo que retrasaría a Iniesta a su posición predilecta, el interior. La baja de Xavi obliga a la probable entrada de Thiago y además Puyol podría tener descanso. Mascherano, en tal caso, sería su sustituto. 

Deberán, no obstante, mejorar sobremanera lo visto en las últimas dos semanas. Dos horribles partidos, calcados, sin apenas tiros a puerta, ni precisión, sin apenas nada bueno en definitiva. También necesitan recuperar al Messi estelar, ya que sobre él gira el resto. Precisamente por ello Roura estudiar colocar de inicio a Villa, para que fije a los centrales blancos y libere un poco al argentino, muy apagado en los dos últimos choques de enjundia. 

Pese a lo visto, Roura rechazó ayer que el Madrid les tenga tomada la medida ni que hayan caído en la relajación o el conformismo. Hizo autocrítica y lanzó un mensaje de optimismo: 'Nos ha dado el bajón en estos momentos pero no tengo duda de que el equipo saldrá adelante y competirá por todo. Algo que es incuestionable es la actitud y trabajo de los jugadores, que es encomiable'.

Para el Madrid es un partido trampa. Tienen que reservar fuerzas para la decisiva 'final' de Old Trafford el martes, pero no pueden salir relajados ante tal rival, que les saca 16 puntos en Liga. Trampa porque de ganar e incluso no perder pueden partir henchidos de moral a Manchester, pero de caer pueden volver las dudas e inseguridades.

Mourinho medita si dejar o no a Cristiano Ronaldo en el banquillo

Es por esa razón que Mourinho no saldrá ni a una cosa ni a otra. Es decir, con medio equipo suplente. Se espera la vuelta de Pepe y Carvalho a la defensa por la revelación Varane y Ramos, y la de Essien por Xabi Alonso en el centro. Además, Kaká también partirá de titular por el sancionado Di María y es probable que Callejón supla a Özil. Benzema, que no jugó ni un minuto en el Camp Nou tendrá su oportunidad en la punta, y Cristiano es otra historia. El luso querrá jugar como sea, pero Mourinho puede reservarlo de inicio para Old Trafford y darle después minutos en función de cómo se desarrolle el partido. O bien partir como titular.

Kaká descartó ayer que pretendan hundir al Barça, pero sí dijo que 'sería ideal ganar para llegar bien a Manchester'. Un arma de doble filo el 'molesto' clásico de esta tarde.

Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Coentrao; Essien, Khedira; Callejón, Kaká, C.Ronaldo; y Benzema.

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Puyol o Mascherano, Jordi Alba; Thiago, Busquets, Iniesta; Pedro, Messi y Villa.

Árbitro: Pérez Lasa (comité vasco).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 16.00