Publicado: 19.06.2014 07:00 |Actualizado: 19.06.2014 07:00

Colombia y Costa de Marfil se citan con la Historia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Colombia y Costa de Marfil se citan en el estadio Nacional de Brasilia (18.00 horas, Gol T) en busca del pasaporte para los octavos de final del Mundial 2014, que lo sellará aquel que salga con los tres puntos en el bolsillo.

La historia espera a ambos equipos. Colombianos y marfileños resolvieron sus primeros encuentros, ante Grecia y Japón, respectivamente, por lo que otra victoria les pondría prácticamente en la siguiente ronda. Colombia nunca ha logrado dos victorias en sus anteriores apariciones mundialistas, aunque en una ocasión logró superar la fase de grupos. Fue en Italia'90, cuando fue uno de los beneficiados como mejores terceros.

Costa de Marfil, por su parte, no sabe lo que es alcanzar unos octavos de final en un Mundial. Ambos afrontan la cita de Brasilia con la intención de derribar barreras. En un choque sin precedentes, dos estilos diametralmente opuestos se darán cita en la capital carioca: el gusto por el balón que predica Colombia frente a la imaginación y velocidad que atesora el conjunto africano.

El seleccionador colombiano, José Pekerman, cuenta con casi todo su plantel disponible. Únicamente causará baja el delantero Carlos Bacca, lesionado en el entrenamiento del pasado domingo y que se recupera de su contractura en el muslo derecho.

Es el único contratiempo con el que afronta el choque Colombia que, sin embargo, recupera para la causa al centrocampista Fredy Guarín, ausente en la victoria colombiana ante Grecia en el primer partido por la suspensión de la FIFA tras ser expulsado en el último encuentro de la fase de clasificación, contra Paraguay. Es la posible presencia del centrocampista del Inter una de las pocas dudas que puede ofrecer el conjunto de Pekerman si pretende establecer alguna novedad a un once que funcionó sin apenas fisuras ante el combinado heleno.

Enfrente, Costa de Marfil encara el choque ante Colombia como una final con el aliciente de hacer historia en el torneo. El entrenador Sabri Lamouchi ha dado equilibrio a un equipo acostumbrado a la inestabilidad. El técnico galo, que manejó con solvencia el choque ante Japón, ha querido en todo momento evitar cualquier sensación de euforia entre sus futbolistas, exultantes tras su remontada ante la escuadra nipona. "Sólo han ganado un partido. Ahora tienen otro duro por delante para el que deberán estar preparados", apuntó.

Pocas variantes se esperan de Costa de Marfil para el duelo contra Colombia. La estrategia funcionó a los Elefantes, que podrían recuperar en su once inicial a su referencia ofensiva, Didider Drogba. La suplencia del veterano atacante fue una jugada que le salió bien a su preparador. El descontento de Drogba pasó por alto después del triunfo de su selección ante Japón. Pero lo cierto es que el jugador del Galatasaray cambió el sino partido al entrar en la segunda mitad, comandando a su equipo hacia la remontada. Sin embargo, esto ya no sería una sorpresa y Lamouchi puede ponerle de inicio en detrimento de Wilfried Bony. En cuanto al resto de integrantes del once inicial, no se prevén muchos cambios respecto al que debutó triunfalmente el pasado domingo.