Público
Público

Contador, al servicio de la ciencia

Quiere que se congele su muestra para ser investigada con las técnicas del futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tiempo de las explicaciones se cerró ayer. 'Alberto ya no volverá a hablar hasta que no se conozca el veredicto final de la UCI', aseguran desde el entorno de Contador, el mismo que confía en la resolución favorable sobre el asunto del clembuterol antes de la presentación (19 de octubre) del próximo Tour de Francia. Tras su voluntaria exposición mediática, el de Pinto vuelve hoy al sosiego de su rutina con la bici. Entrenamientos de baja intensidad, apenas de un par de horas, como corresponde a este período de inactividad competitiva, planificados para su doble objetivo en 2011: Tour y Vuelta a España.

El de Pinto alternará, en los próximos días, los kilómetros en carretera con la mountain bike y los paseos por el campo. 'El mismo plan que ha llevado a cabo estos años de atrás a estas altura de temporada. Quizás más relajado porque, al correr dos grandes vueltas en 2011, su primavera va a ser más floja en cuanto a exigencia de competición y por eso ahora el ritmo va a ser mucho menos intenso', aseguran las mismas fuentes.

Mientras tanto, la cascada de apoyos del mundo del ciclismo se concentran a diario en el móvil de Contador. Incluso Armstrong, a través de un responsable del RadioShack, el actual equipo del norteamericano, ha querido mostrar su solidaridad al de Pinto. También le han mostrado su confianza rivales como los hermanos luxemburgueses Schleck y Bjarne Riis, el director del Saxo Bank, su próximo equipo, con quien Contador mantiene una comunicación constante.

Además de apoyos, el de Pinto ha recibido en los últimos días varios ofrecimientos de los bufetes de abogados nacionales e internacionales más prestigiosos, algunos de ellos especializados en temas de dopaje, para asesorarle durante este proceso. 'Hasta que no haya una resolución de la UCI, obviamente no tomaremos ningún tipo de medida en ese sentido', explican desde el entorno del ciclista de Pinto, dispuesto a dar otro paso más para demostrar su inocencia.

De hecho, Contador está dispuesto a autorizar a que se trasladen muestras de su orina y sangre a los laboratorios más especializados del mundo para que sean analizadas a conciencia. Incluso el madrileño se muestra partidario de que se congelen estas muestras y dentro de cuatro o cinco años, cuando las técnicas de investigación estén más depuradas, se analicen de nuevo en busca de alguna sustancia prohibida.