Público
Público

La Copa que mola

A diferencia de su homólogo futbolístico, el torneo de baloncesto que comienza en Vitoria se ha erigido en un modelo a imitar. Su atractivo deportivo, económico y mediático supera nuestras fronteras. Real Madrid y Barcelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Córdoba, Carlos González, puso de moda hace unos meses el lema 'La Copa mola' para reivindicar el aliciente que suponía para los clubes modestos disputar este torneo.

Pero hoy comienza en Vitoria el campeonato copero más atractivo del deporte español, el de baloncesto. Un torneo que provoca la envidia en el exterior y que aglutina una serie de factores que, hoy por hoy, despiertan un interés mucho mayor que el de su homólogo futbolero.

La Federación Española de Fútbol ha decidido apostar por un formato de torneo en el que, en los últimos años, a partir de los dieciseisavos de final participan los equipos de Primera División con eliminatorias a doble partido con la vuelta en casa del equipo de mayor categoría. Esto ha propiciado en que sea casi imposible ver a equipos pequeños superar rondas o dejar en la cuneta a los grandes del fútbol español. No en vano, en los cuartos de final de la presente campaña, seis de los ocho participantes coincidían con los seis primeros clasificados de Liga. El torneo ha derivado hacia una previsibilidad absoluta que se traduce en una menor atención, hastío y una prolongación del statu quo futbolístico.

La Copa de baloncesto es otra cosa. Ocho equipos -los siete primeros clasificados en la primera vuelta de la Liga más el anfitrión-. Cuatro días de competición. Y una sola ciudad -este año Vitoria-. Un coctel que ha logrado alcanzar el éxito. Un torneo, que desde que implantó en 1987 su formato actual, ha ido creciendo y creciendo hasta consolidarse como el gran evento del baloncesto mundial, a excepción del All Star. Y durante unos días el baloncesto logra competir de tú a tú contra el todopoderoso fútbol como centro de la repercusión mediática.

'El éxito de la Copa radica en un modelo que tiene como ejes la concentración y el propio formato''El éxito de la Copa radica en un modelo que tiene como ejes la concentración y el propio formato. La concentración porque durante estos cuatro días se aglutinan ocho equipos y sus ocho aficiones en una misma ciudad. Y el formato por el 'si gano sigo y si pierdo me voy a casa', señala Mario Hernando, director de comunicación de la ACB.

Ese éxito ha hecho que 'hasta siete países hayan exportado este modelo de Copa y que otros deportes en España como el fútbol sala, el hockey y el balonmano también hayan adaptado este modelo', recalca. Sin embargo, a la hora de señalar si el fútbol podría también aprovechar este formato, Hernando deja en manos de la RFEF esa decisión: 'Lo que sí es cierto es que en su momento nos preguntaron por este formato porque ven que se trata de un modelo exitoso'.

La Copa ha conseguido generar una expectación altísima en equipos, jugadores, aficiones, medios y patrocinadores. 'A todo el mundo le gusta jugar este tipo de partidos y más en la Copa, que es un torneo que nos gusta tanto que la motivación es extra. Vienen todas las aficiones y ayuda a que todo el mundo esté al cien por cien', reconocía este miércoles Felipe Reyes.

Todo ello provoca que además sea un evento muy atractivo mediáticamente y de interés publicitario. Más de 500 periodistas están acreditados para un campeonato que se emitirá por televisión en más de 100 países. 'Se trata de una competición con una expectación máxima. Eso hace que el partido de baloncesto de mayor audiencia del año sea la final de la Copa del Rey', afirma Tomás Martínez, de Media Sponsorship -empresa que logró el acuerdo entre Endesa y la Liga ACB-. Por eso, Martínez añade que 'las marcas están involucradísimas y la mayoría de las activaciones las hacen en aquí'. Además, la Copa del Rey es un torneo multitarget, cuyo público objetivo es más variado que en el fútbol y en el que hay una mayor involucración de las mujeres y se respira un ambiente familiar.

Pero no solo los patrocinadores y los medios salen beneficiados. Para la propia ciudad supone un impulso enorme. Vitoria, por ejemplo, se ha convertido en una urbe ligada a este torneo y esta es la cuarta vez que es sede. La repercusión económica para la capital alavesa, además, es 'un respiro' en una situación de crisis económica.

Se ha calculado que el impacto económico que tiene la Copa en la ciudad de acogida ronda entre los 20 y los 25 millones. En concreto, hay estimaciones que ya estiman en tres millones de euros el impacto directo del que ya se ha beneficiado Vitoria sin empezar el torneo. La ocupación hotelera es total y se han tenido que reservar habitaciones en lugares cercanos como Bilbao o Miranda de Ebro.

Vitoria está completamente volcada con la Copa con actividades deportivas, culturales y gastronómicas para que el ambiente de baloncesto pueda sentirse por todos los rincones. El epicentro será, sin duda, el pabellón Buesa Arena, que pretende batir un nuevo récord de asistencia al torneo. Apenas faltan 500 abonos para completar un aforo de 15.059 butacas. Los precios oscilan entre los 100 euros del abono más barato para los siete partidos hasta los 400 euros que cuesta un asiento a pie de pista. Hernando asegura que 'desde la ACB hemos intentado adaptar lo que es el negocio a los bolsillos actuales'.

Pero fuera del Buesa Arena, la plaza de toros multiusos Iradier Arena se ha transformado además en una zona lúdica donde se han organizado múltiples actividades.  Además, se celebrará la décima edición de la Minicopa con casi 100 niños de entre 12 y 14 años, componentes de los equipos infantiles de los ocho clasificados, que fomenta la práctica del baloncesto entre los más jóvenes. Y para pasar el tiempo entre partido y partido y asentar el estómago, se han organizado unas jornadas gastronómicas en la 'Semana de la Cazuelita', a la que se han adherido 41 restaurantes, que pondrán a disposición de los aficionados una variada y selecta variedad de las típicas tapas.

Esta tarde a partir de las 19 horas comienza el espectáculo. Y con un duelo de infarto. El clásico entre Real Madrid y Barcelona. El actual campeón contra el único equipo que ha sido capaz de batirle este año en Liga. Después entrará en liza el anfitrión, el Caja Laboral, ante el novato CAI Zaragoza. Para el viernes quedarán los choques entre el Valencia Basket contra el Asefa Estudiantes y el Herbalife Gran Canaria contra el Uxúe Bilbao Basket.

Jueves 7 (cuartos de final)

(1) Real Madrid - FC Barcelona Regal (19.00)

(2) Caja Laboral - CAI Zaragoza (21.30)

Viernes 8 (cuartos de final)

(3) Valencia Basket - Asefa Estudiantes (19.00)

(4) Herbalife Gran Canaria - Uxúe Bilbao Basket (21.30)

Sábado 9 (semifinales)

(A) Ganador 2 - Ganador 1 (19.00)

(B) Ganador 3 - Ganador 4 (21.30)

Domingo 10 (final)

Ganador A - Ganador B.