Publicado: 02.12.2014 16:52 |Actualizado: 02.12.2014 16:52

El Deportivo cerrará la grada de los Riazor Blues dos partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Deportivo cerrará de forma simbólica la grada de los Riazor Blues en el estadio de Riazor en los encuentros ante el Málaga en Copa, mañana miércoles, y en Liga, contra el mismo equipo el próximo sábado, tras el fallecimiento de un aficionado coruñés en la reyerta que se produjo el pasado domingo entre ultras del club blanquiazul y el Atlético de Madrid.

El presidente del Deportivo, Tino Fernández, ha anunciado las medidas en la sala de prensa de Riazor, donde ha leído un comunicado, sin aceptar preguntas, que asegura que el club informó a la Policía del viaje de los ultras y ha sostenido que el equipo no vendió entradas a los Riazor Blues. El dirigente ha incidido en el "posicionamiento frontal del club contra la violencia" y ha anunciado que para el encuentro del sábado venderá entradas a un euro para que el estadio se convierta "en una manifestación multitudinaria con espíritu deportivo y social ejemplar".

Fernández ha comparecido ante los medios de comunicación tras haber estado cuatro horas reunido con sus consejeros, desde antes de las 10:00 horas, en la sede social del club. El presidente del Consejo de Administración ha hablado "desde la prudencia que requiere el momento y analizada la información disponible de una investigación que continúa abierta". El club, ha dicho, "ha decidido tomar una serie de medidas que pongan de manifiesto su posicionamiento frontal contra la violencia en el fútbol y encabezar un movimiento a favor de un fútbol cien por cien libre de violencia verbal y física. Cien por cien fútbol".

Fernández ha explicado que "en las próximas horas" el club detallará a los socios "la operativa de esta acción de cierre de la grada de Maratón Inferior y la reubicación de todos los afectados dentro del estadio". "A esta medida se unirá la que queremos promover desde el Deportivo para que el próximo sábado Riazor se convierta en una manifestación multitudinaria de lo que los coruñeses, deportivistas y todos los verdaderos amantes del deporte, siempre hemos transmitido, en las victorias y en las derrotas", ha señalado.

El Consejo de Administración ha pedido "al mundo del fútbol que siga el camino que desde el Deportivo" quieren iniciar "y que esto no sea una acción aislada y fruto de lo sucedido este fin de semana, sino el inicio de un movimiento que cambie para siempre el fútbol español, animando a que cada uno asuma un papel activo en su ámbito de actuación". Fernández ha exigido "a las autoridades que no descansen hasta detener a los responsables del asesinato del domingo en Madrid, para que este crimen no quede impune". El dirigente del Deportivo también ha anunciado que "se guardará un minuto de silencio antes de comenzar el partido" de mañana.

Además, ha afirmado que "el Deportivo se puso a disposición de la Policía para colaborar en todo lo posible y para conocer todos los detalles de los sucesos". Ha asegurado que "en cuanto" el Deportivo detectó "movimientos sobre la presencia de miembros de Riazor Blues en Madrid" el club se puso "en contacto con el coordinador de seguridad de la Policía en A Coruña, a mediados de la semana pasada".

Una "obligación", ha añadido, "que en este caso ni siquiera nos correspondía, porque las entradas a las que tuvieron acceso los Riazor Blues no fueron despachadas por el club en la Oficina de Atención al Socio y Accionista, sino que fueron gestionadas directamente por la Federación de Peñas del Deportivo con el club local". El presidente ha afirmado que "el haberlo hecho es una muestra más de la decidida lucha" del Deportivo "para evitar que los violentos utilicen el fútbol como coartada para sus acciones".