Público
Público

Despierta Messi

El Barcelona se lleva los tres puntos en un partido incómodo por el planteamiento del Athletic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Al Barcelona, durante muchos minutos apelmazado, le costó anoche sacudirse al Athletic de encima. Plantearon los vascos un encuentro ingrato para el rival. Con diez jugadores por detrás del balón aún con el marcador adverso. Y a los azulgrana les tocó aplicarse desde el inicio. No andan finos los chicos de Guardiola, así que el Camp Nou recibió el tempranero tanto de Villa, el más inspirado del equipo junto con Alves, como agua de mayo, y el despertar de Messi, ya casi al final, como la mejor noticia del día. El Barça ayer volvió a ganar.

Apenas se habían jugado tres minutos cuando, con el Athletic cerrado en campo propio, Villa batió a Iraizoz. El partido se le ponía pronto de cara a los azulgrana. El asturiano, en un momento especialmente dulce de juego, remató a bocajarro, con la izquierda, un centro de Alves desde la línea de fondo. Aunque el brasileño había iniciado el dribling desde una más que probable posición de fuera de juego, el árbitro no lo advirtió. 'Te la has tragao', le gritaba Caparrós al linier.

Villa abre el marcador y la Pulga sentencia tras el empate del Athletic

De inicio, Guardiola situó a Busquets en el eje de la zaga, para, entre otras cosas, darle altura a la defensa azulgrana. Caparrós, aunque en la víspera había advertido que jugaría con dos puntas, volvió a alinear a Iturraspe como enganche, esta vez por detrás de Llorente. Igual que hizo en el ultradefensivo partido de Copa que el Athletic disputó en el Camp Nou hace apenas un par de meses.

Así las cosas, tras el gol de Villa, Guardiola decidió intervenir en el partido y dejó atrás sólo dos defensores (Piqué y Abidal). Situó a Busquets por delante, perfilado hacia la izquierda. Mandó a Alves al ataque, a Pedrito al flanco zurdo, donde no había lateral, y tupió la zona interior con Messi y Villa.

El Athletic seguía aculado y el Barcelona, incómodo por la ausencia de espacios cerca del área de Iraizoz. En un par de jugadas aisladas, Pinto, que ayer defendía la portería del Barça por la baja de Valdés, le sacó un par de manos decisivas a Llorente. Los azulgrana dominaban con claridad, pero no acertaban a crear oportunidades. En esas, llegó el descanso y Caparrós optó por dar entrada a Toquero para acompañar en ataque a Llorente: un acierto. La presión de los delanteros rojiblancos provocó un error de Abidal en campo propio que terminó con el balón en los pies del 9 del Athletic dentro del área. Busquets le hizo penalti, e Iraola marcó el gol del empate.

Los vascos ahogan el juego azulgrana con diez hombres cerrados atrás

La velocidad de Toquero provocó al corrección de Guardiola, que puso en el campo a Maxwell y devolvió a Busquets al mediocentro. El de Santpedor, desde el área técnica, reclamaba con los brazos en aspa el aliento de la hinchada.

Aún protestaban los jugadores del Athletic una falta de Piqué, que podía haber acarreado su expulsión, cuando Messi probó una aventura en solitario que Javi Martínez abortó con un claro penalti tampoco pitado. La jugada del argentino pareció animar a sus compañeros. Y quince minutos para el final llegó el gol de la Pulga. Calcadito al de Villa. Tras dos resultados adversos, llegó la victoria barcelonista.