Público
Público

El día a día de la rodilla de Nadal

El español, que ha debutado con victoria en Acapulco, sigue pendiente de su articulación para decidir sobre la temporada en cemento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rafa Nadal ha reaparecido llegando a la final en Viña del Mar y ganando en Brasil. Este miércoles también debutó con victoria en el Abierto de México contra el argentino Diego Schwartzman por un doble 6-2. Pero está todavía lejos de alcanzar una completa recuperación en su rodilla. Sigue jugando con una venda y en sus dos primeros torneos tras los siete meses de parón ha jugado con dolor. 

Ambos campeonatos eran de categoría 250 y los rivales eran más sparrings que jugadores que exigieran a Nadal dar el máximo. En Acapulco ya se enfrenta a un torneo 500, un escalón previo a los Masters 1.000, donde comienza a toparse con contrincantes de cierta enjundia. Por eso, lejos de ponerse carteles de favorito y pensar en títulos, el balear tiene claro que el 'objetivo prioritario al día de hoy es que la rodilla (izquierda) se recupere al cien por ciento y poder volver a competir y entrenar en plenitud de condiciones cuanto antes'.

Nadal, por ello, no quiere ningún tipo de precipitación: 'Si no me recupero, lo tomaremos con calma, lo aceptaremos con tranquilidad y siendo positivos. Seguiremos trabajando para que cuando yo esté perfecto pueda volver a competir a lo máximo en un espacio corto de tiempo'. Tras su debut en Acapulco, ha comentado que su regreso a la canchas lo ve como un proceso de adaptación y de recuperación porque 'uno necesita recuperar la velocidad y la concentración que sólo te da la competición y siete meses sin competir te pasan a factura'.

Explicó que no se ha sentido favorito en los partidos que ha jugado en los torneos previos y que los resultados pasan a segundo plano, ya que su meta estar sano. 'Si me preguntas si soy favorito al día de hoy, la verdad es que ni en Brasil ni en Chile me sentía favorito, pero cuando ya esté bien y llegue ese día empezaremos hablar de objetivos ambiciosos'.

Sin embargo, Nadal sí se ha mostrado optimista con las sensaciones de los últimos días, ya que se ha encontrado 'cómodo con la rodilla izquierda'. 'El jugar bien o mal no depende siempre de la rodilla. Cuando estaba bien siempre tenía días mejores o peores, pero en estos tres últimos días está respondiendo mejor que en Brasil y Chile, lo que es un motivo de felicidad y sobre todo de que estamos en la línea adecuada', indicó.

La arcilla es el terreno más benevolente para el físico de los tenistas pero ahora arranca la temporada en cemento con los Masters 1.000 de Indian Wells, que comienza el próximo 7 de marzo, y Miami. Un terreno con una exigencia para rodillas y tobillos muy superior. Precisamente, hace un año Nadal ya no se presentó a las semifinales del torneo en Florida por molestias en su rodilla.

La decisión de afrontar dichos torneos la tomará según cómo se sienta cada día y ha preferido no avanzar todavía nada.  'Mi intención es ir a Indian Wells, mi prioridad es jugar allá, pero si no me siento cómodo y no estoy bien, habrá que tomar una decisión', apuntó. Por lo que ha dejado claro que los medios españoles que publicaron que no estaría en los primeros Masters de la temporada tiene información 'incorrecta'. 'Esos medios no pueden saber más que yo', finalizó.

Nadal necesitó poco más de una hora -68 minutos- para imponerse al argentino Diego Sebastián Schwartzman en dos sets (6-2 y 6-2). El número cinco del mundo, sólido desde el fondo de la pista, se mostró cauto y no forzó demasiado su pierna izquierda. Solventó su victoria en las roturas logradas en el tercer y el quinto juego de cada una de las mangas. Su rival en la siguiente ronda, nuevo paso en su vuelta torneo ocho años después, será el argentino Mastín Alund, que venció al mexicano Daniel Garza en dos sets (7-6(7) y 7-5).

También ganaron David Ferrer al croata Antonio Veic, Nico Almagro al mexicano César Ramírez, Tommy Robredo al italiano Filippo Volandri y Daniel Gimeno Traver al argentino Carlos Berloq.