Publicado: 18.01.2014 20:28 |Actualizado: 18.01.2014 20:28

El Elche se queda con tres puntos clave ante un Rayo en inferioridad

El conjunto alicantino tuvo varias ocasiones para golear ante un equipo debilitado tras la expulsión de Baena (2-0)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Elche, que tuvo numerosas ocasiones para golear, sumó tres puntos clave (2-0) ante un rival por la permanencia como el Rayo Vallecano, que no remató a puerta durante todo un partido en el que jugó en inferioridad desde el minuto 17 por la expulsión de Baena.

El centrocampista del Rayo vio la roja directa al cometer un penalti muy protestado por su equipo y que llevó el 1-0 al marcador. Avanzado el segundo tiempo, llegó el segundo tanto local.El Elche arrancó el partido con un fútbol ofensivo y a los cuatro minutos Carles Gil robó un balón en la línea defensiva visitante para plantarse ante el portero rayista, que despejó con apuros el remate cruzado del jugador valenciano.

El Rayo replicó dos minutos después con un contragolpe llevado por Castillo que despejó Lombán. El Elche presionaba muy arriba para intentar que el conjunto madrileño no saliera con el balón controlado y estuviera incómodo.El partido se puso de cara para los de Fran Escribá en el minuto 17 con el penalti a Corominas, que transformó Edu Albacar y que lastró al Rayo, al que le quedaban por delante 73 minutos en inferioridad numérica.

El Rayo Vallecano, pese a jugar con uno menos, buscó la portería contraria para nivelar el marcador, pero los jugadores locales nunca pasaron por situaciones de verdadero peligro y salían al contragolpe con peligro. La misma dinámica de partido se vivió tras el descanso y en tan sólo tres minutos, del 60 al 62, Aarón Ñíguez, Corominas y Damián Suárez tuvieron ocasiones para incrementar la ventaja de los ilicitanos, pero Rubén, con varias buenas acciones, abortó todas las oportunidades locales.

Manu del Moral, en el primer balón que tocó, pudo marcar en el 71, pero su remate, tras una pared con Carles Gil, rozó el poste derecho de Rubén. Javi Márquez, en el 78, marcó el segundo gol de su equipo con un remate raso y cruzado al que no llegó el meta visitante.

Los últimos minutos del partido fueron un monólogo de los ilicitanos, que pudieron golear de no haber sido por el portero visitante, Rubén, el mejor de su equipo. Al Elche sólo le faltó redondear el encuentro con un tercer tanto que le habría servido para igualar la diferencia particular de goles con el equipo madrileño, que en la primera vuelta le había goleado en Vallecas por 3-0.