Publicado: 02.12.2013 16:50 |Actualizado: 02.12.2013 16:50

Emotivo premio a Tito

El distintivo como mejor entrenador del año pasado a un ausente Vilanova marca la entrega de los premios Pichichi y Zamora. Rexach admite que el extécnico del Barça está "flojo, pero animado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, futbolistas del Barcelona y del Real Madrid, respectivamente, protagonizaron la Gala de los premios del fútbol del diario Marca, en la que Tito Vilanova, ausente por enfermedad, fue premiado con una emotiva distinción al mejor técnico de la temporada pasada.

Las grandes figuras del curso 2012/13 se pasearon por la alfombra roja del periódico deportivo, que entregó, en el teatro del Canal madrileño, unos galardones que cada año premian a los mejores entrenadores, futbolistas, goleadores y árbitros de Primera y Segunda División. La presencia más llamativa fue la de Cristiano Ronaldo, figura indiscutible del Real Madrid, que acudió a la cita para recoger de manos de Alfredo Di Stéfano, presidente honorífico del club, el trofeo al mejor jugador de la temporada pasada.

"Estoy en buen momento, pero a lo mejor estoy el mejor inicio de mi carrera. En otros años he estado muy bien, aunque puede ser el mejor inicio", dijo el portugués.  También indicó que ve a su equipo "muy fuerte" en este momento de campaña. "Poco a poco estamos mejorando. Estamos bien y yo quiero ayudar al equipo a que esté bien al final de temporada porque no se gana la liga hasta el final", comentó. Además, señaló que no jugó frente al Valladolid para no forzar, "pero el próximo partido estaré seguro".

Fue rotundo, asimismo, al proclamar que el Atlético de Madrid es uno de los candidatos al título e ironizó sobre el presidente de la FIFA, Joseph Blatter: "No tengo teléfono, eso mi secretaria", respondió cuando fue preguntado por si le llamó para disculparse por aquella conferencia en la que criticó al luso.

Pero tal vez el momento más emocionante del acto lo protagonizó el ex futbolista del Barcelona Carles Rexach, cuando subió a recoger el premio Miguel Muñoz al mejor entrenador de la temporada pasada. Éste recayó en Tito Vilanova, que, enfermo, no pudo acudir a recogerlo. Rexach informó de que el técnico "está flojo" por el tratamiento al que está siendo sometido pero dejó claro que está animado y su moral "es francamente alta".

Tampoco pudo recoger su trofeo Lionel Messi, que se recupera de una lesión en Argentina. El astro argentino fue galardonado con el trofeo Pichichi y fue el portavoz del Barcelona, Toni Freixa, el encargado de recogerlo. "Está siguiendo su recuperación y muy pronto estará muy bien. ¿Quién no echa de menos al mejor del mundo? Messi volverá como siempre ha jugado. No hay ningún problema en cuanto a su rendimiento, todo lo contrario", comentó Freixa.

No falló a la cita el portero belga del Atlético de Madrid Thibaut Courtois, premio Zamora al guardameta menos goleado de Primera División. "Eso todavía hay que verlo. Todavía no estoy seguro, ya veremos en unos meses donde voy a estar", manifestó sobre si volverá o no al Chelsea cuando acabe la temporada.

También tuvo mucho protagonismo el niño Alejandro Rodríguez, que, de la mano de las madres de los fallecidos Antonio Puerta y Dani Jarque, recogió el premio que lleva el nombre de los futbolistas al juego limpio. Rodríguez protagonizó una de las portadas del diario deportivo con una foto en la que se veía separando a un padre y a un árbitro durante un encuentro disputado de niños disputado en Canarias. El chaval sólo quería seguir jugando cuando ambos discutían. Por eso, se llevó la otra gran ovación de la mañana.