Público
Público

España endereza ante Nueva Zelanda

Las chicas de Evaristo Pérez suman su primera victoria en los Juegos por  62-85 y vuelven a contar con opciones de clasificación 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España compensó la caída del primer encuentro de los Juegos con un resultado positivo frente a Nueva Zelanda, ante la que un nuevo revés hubiera significado un peligroso lastre para el resto de la primera fase.

La segunda jornada olímpica suponía un hito en el camino de España dentro de los Juegos. La derrota de la primera jornada contra China, producto de una confluencia de circunstancias poco favorables para el conjunto de Evaristo Pérez (debut en la competición, el equipo anfitrión como adversario, problemas físicos de Amaya Valdemoro, una gran repleta de aficionados locales...).

En un grupo como el de España, en el que también juegan los Estados Unidos y la República Checa, además de Mali, el resultado contra las oceánicas ocupaba un lugar determinante en las posibilidades de clasificación para la segunda fase que manejan las subcampeonas de Europa.

El equipo español lo tenía claro desde que se conoció la composición del bloque. Los choques contra Mali y Nueva Zelanda estaban marcados en rojo hace mucho tiempo. Además, los marcadores de la jornada inaugural, que arrojaron un triunfo de las 'Kiwis' sobre el cuadro africano (76-72) y el traspiés de la selección nacional ante China (67-64), acentuaban la trascendencia del choque.

La selección española jugó con gran concentración desde el salto inicial. También con acierto y criterio. Es decir, que recuperó los rasgos habituales: carácter, buen baloncesto, bagaje táctico, ilusión y todas las virtudes que adornan a estas jugadoras, ganadoras de medallas de una medalla en los cuatros últimos Europeos (tres bronces y una plata).

Elisa Aguilar, en cuya camiseta luce el segundo apellido en honor a su madre (López), y Alba Torrens dieron la tranquilidad y el impulso necesario para que España se asentase rápidamente sobre la pista. Entre ambas anotaron diez de los doce primeros puntos (5-12) y despejaron el camino para que la irrupción en el partido de Alba Torrens supusiera una inmediata ruptura del parcial.

El primer cuarto, en cuyas últimos segundos apareció Amaya Valdemoro tras el calentamiento especial que sigue para poder jugar pese a los problemas físicos que sufre en el sóleo de la pierna derecha, terminó con 7-18. Pero el protagonismo del despegue correspondió a Sánchez. Un parcial de 6-0 elevó al renta española por encima de los diez puntos gracias a un triple de Nuria Martínez (16-28 m.15).

La cuenta de la alero del Perfumerías Avenida también rebasó la decena a dos minutos para el descanso (11) y permitió que la diferencia alcanzase la máxima expresión del primer tiempo (24-40). Poco más tarde, en la salida del tercer periodo, una cesta de Ana Montañana, la otra pieza clave del ataque, incrementó la brecha (32-49 m.23) gracias a una serie de 0-8.

Nueva Zelanda aún mantuvo en guardia al conjunto español durante un buen trecho. La formación de Mike McHugh encadenó un 10-1 (42-50) y las rojas tuvieron que incrementar el ritmo para reconducir la situación (49-62 m.33). La reacción fue definitiva y estableció la mayor diferencia de la matinal pequinesa en el último trecho (62-85). La próxima cita de España es el próximo miércoles contra la República Checa (11.15 hora local; seis menos en la Península), otro encuentro de amplia influencia para el futuro de las subcampeonas europeas, ya que puede abrir la puerta de la segunda plaza y allanar mucho el camino.