Público
Público

España va en serio

La selección de Valero Rivera sorprende a Francia en su debut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España comenzó el Europeo de balonmano de la mejor manera posible. En un partido intenso, la selección se impuso a Francia (26-29) y exhibió sus credenciales para luchar por la medalla de oro que aseguraría una plaza para los Juegos Olímpicos de Londres. Es cierto que el campeonato acaba de empezar y que los rivales que aguardan a España son mayúsculos, pero Valero Rivera ha confeccionado un equipo de una calidad y una solidez incuestionables. Lo demostró ante Francia, una de las selecciones más temibles del torneo. Campeona olímpica, de Europa y bicampeona mundial, Francia ya clasificada para los Juegos es la gran potencia en este Europeo. Pese a todo, España le tiene pillada la medida a Francia: los galos han sido incapaces de imponerse a la selección en los últimos tres años. Y este lunes, la historia se repitió.

España salió al partido propulsada como un cohete. Se plantó en la cancha sin complejos, decidida a plantarle cara al adversario. Tampoco le quedaba otra opción. Encuadrada en un grupo complicadísimo Hungría y Rusia son sus otros rivales, la selección española no se puede permitir el mínimo tropiezo si quiere clasificarse sin sufrir más de lo deseado.

El juego de los españoles fue excepcional. Pelearon aquí y allá, se vaciaron en defensa y en ataque, con transiciones supersónicas y contraataques de libro. La defensa es la base de este equipo. En este punto, Rivera es implacable: la concentración debe ser máxima. Este lunes, los jugadores actuaron como si fueran un solo bloque. Con compromiso y muchísima solidaridad en las ayudas, España peleó cada balón como si le fuera la vida en ello. Y Hombrados fue un muro de hormigón infranqueable.

Los franceses jugaron incómodos todo el partido. Con Karabatic muy difuminado, se toparon una y otra vez contra los defensores españoles, hombres de piedra dispuestos a repeler un ataque tras otro y que, además, siempre dominaron el marcador. Sólo al final, España bajó un poco el pistón. Fueron minutos de incertidumbre, porque la diferencia se acortaba tras cuatro goles consecutivos de Luc Abalo. Pero la selección templó los nervios, Hombrados mostró su veteranía y un gol de Ugalde amarró el triunfo.

El otro partido del grupo C concluyó con un empate entre Hungría y Rusia (31-31). Además, Noruega venció a Eslovenia (28-27), y Croacia doblegó a Islandia (31-29).

26 - Francia: Omeyer; Abalo (6), Barachet (1), Karabatic (3), Fernandez (7), Guigou (3, 1p) y Bertrand Gille (3), Karaboue (ps), Dinart (-), Guillaume Gille (-), Narcisse (3), Joli (-), Accambray (-), Detrez (-) y Bingo (-)

29 - España: Hombrados; Roberto García (1), Gurbindo (2), Guardiola (3), Morros (1), Alberto Entrerríos (3), Ugalde (4), Sierra (ps), Maqueda (3), Víctor Tomás (2), Raúl Entrerríos (1), Sarmiento (-), Aginagalde (1), Juanín García (2), Romero (2p) y Cañellas (4)

Marcador cada cinco minutos: 3-3, 5-6, 7-9, 8-11, 10-13 y 13-15 (Descanso). 15-18, 17-21, 20-22, 21-25, 25-27 y 26-29 (Final)

Árbitros: Din y Dinu (ROU). Excluyeron por dos minutos a Bingo y Barachet por Francia; y a Ugalde y Roberto García por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo C de la primera fase del Campeonato de Europa de Serbia 2012 disputado en el Spens Arena de Novi Sad ante unos 6.000 espectadores.