Público
Público

España sabe sufrir

La Roja derrota a Italia (1-0) y se medirá a Rusia en la final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con una dosis superlativa de sufrimiento, España ha superado a Italia (1-0) y disputará el sábado (21.00 horas, Energy) la final del Campeonato de Europa de fútbol sala contra Rusia. Los rusos se impusieron con claridad a los anfitriones, Croacia (2-4).

La Roja sudó mucho para superar a los italianos, que dieron guerra hasta el último segundo. Fiel a la tradición, Italia complicó la vida a los españoles, que siempre dominaron el encuentro. El resultado, demasiado rácano, no hizo justicia al juego desplegado por España, que siempre apostó por la posesión del balón y por dominar en el ataque. El equipo de José Venancio López dispuso de innumerables ocasiones para rematar la faena, pero ayer le tocó sufrir más de la cuenta. Sobre todo en la segunda mitad, cuando Alemao, Rafa Usín, Torras y Lozano tuvieron en sus botas ocasiones y goles que no entraron en la portería azzurra de casualidad. Pero los postes, hasta en tres ocasiones, y Mammarella evitaron la goleada. Algo extraño para España, que ha completado un campeonato excepcional y ha ganado todos sus encuentros por goleada.

La Roja planteó un partido muy serio ante un rival correoso, incómodo, que pudo empatar más de una vez. Los italianos se toparon bajo palos con Luis Amado, quien demostró una vez más que, en su puesto, es uno de los mejores del mundo. Desde el inicio, los españoles demostraron su calidad. Apostaron por presionar muy arriba, y la receta fue eficaz. Esa presión ahogó las ideas de Italia. Poco a poco, los españoles se fueron asentando en el ataque y empezaron a afinar su puntería, con varios disparos de Kike y Rafa Usín. El único gol de la semifinal llegó pronto, a los siete minutos. Aicardo culminó un contragolpe de manual, y España se adelantó en el marcador.

El tanto obligó a los italianos a mover ficha. Salieron de su letargo y decidieron entonces presionar junto al área de Luis Amado. Pese a todo, La Roja se aplicó a fondo en defensa, se sacudió de encima los nervios y, justo antes del descanso, Kike estuvo a punto de anotar el 2-0, pero el balón salió fuera por centímetros.

Esa jugada fue el retrato de lo que sucedió tras la pausa. España controló el juego, el balón y anuló a su rival. Se hartó a buscar el segundo gol, pero sin fortuna. En algunos instantes, los españoles adolecieron de poca pegada, pero en los últimos minutos sometieron a un acoso constante la meta de Mammarella. Pero los jugadores no afinaron y España se empeñó en dar emoción a la eliminatoria. El Europeo está más cerca.

España: Luis Amado, Torras, Kike, Alemao y Rafa Usín –cinco inicial–; Ortiz, Aicardo, Borja, Lin, Sergio Lozano y Miguelín.

Italia: Mammarella, Forte, Romano, Fortino y Saad Assis –cinco inicial–; Vampeta, Ippoliti, Honorio, Patias y Lima.

Gol: 1-0. M. 7. Aicardo

Árbitros: Gábor Kovács (HUN) y Eduardo Fernandes Coelho (POR).