Público
Público

Este equipo es una fiesta

La Roja agradece el caluroso homenaje de los 2.000 aficionados que acudieron a la plaza de Callao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Humildad y sacrificio'. En castellano y en inglés ('Humility & Sacrifice'), el lema adoptado por Calderón en su cuenta de Twitter, llevó a la selección española a ganar el segundo campeonato de Europa consecutivo y ayer presidió una celebración tan modesta como emotiva. La Roja de baloncesto, un grupo de jóvenes y talentosos amiguetes, necesita muy poco para disfrutar. Lo hacen en la cancha y lo hicieron ayer en una celebración por las calles de Madrid más desangelada de lo merecido pero no por ello menos pasional, alegre y, por encima de todas las cosas, solidaria.

'Todos los días sale el sol, Felipón', era el himno que entonaban antes de cada partido

El título que nadie será capaz de arrebatarles nunca a estos chavales es el de la generosidad con un compañero, Felipe Reyes, golpeado por la repentina muerte de su padre días antes del comienzo del campeonato de Lituania. Como un resorte, sin necesidad de consignas, el grupo se conjuró para ganar el trofeo y regalárselo a Felipe. Le animaron cada día con el estribillo '¡Todos los días sale el sol, Felipón!' del himno que entonaban antes de cada partido y le convirtieron en el centro de la celebración del éxito. Así lo reconoció ayer Reyes ante las 2.000 personas que acudieron a la madrileña plaza de Callao: 'Quería darle las gracias a mis compañeros por todo el apoyo recibido, sobre todo a Navarro, un gran capitán y una grandísima persona. Él fue el culpable de que yo saliera a por la copa y pudiera dedicársela a mi padre'.

Fue el instante más afectivo de una jornada alegre e inolvidable, marcada por la naturalidad y cercanía con la que un equipo acostumbrado a ganar celebró su reinado absoluto en Europa. 'No hay otra selección que haya brillado tanto en nuestra historia', sentenció José Luis Rodríguez Zapatero durante la recepción ofrecida en el palacio de la Moncloa.

'Todos esperamos que en Londres consigáis aquello que merecéis', dijo Zapatero

Procedentes de Lituania, tras una larga noche de risas, cava y conga, los campeones aterrizaron en Barajas a las siete de la mañana. Tras descansar en un hotel, a las 13:00 acudieron a la cita con el presidente del Gobierno. Zapatero, culé confeso y aficionado al baloncesto, no ocultó su debilidad por Navarro 'Nos pusiste la piel de gallina con los 35 puntos ante Macedonia',ni escatimó en elogios: 'Debéis saberlo, sois leyenda para los españoles y para el baloncesto'. Y dejó en el aire un deseo inminente: 'Todos esperamos que en Londres (Juegos Olímpicos de 2012) consigáis aquello que merecéis, y es que estéis en la final y que ganéis el oro'.

Posteriormente, la expedición celebró la tradicional comida de familia y, tras un breve descanso, se subió al autobús descapotable que recorrió las calles de Madrid en dirección a Callao. No hubo colapso porque las aceras estaban semivacías, pero un concierto constante de claxon de los automovilistas que se cruzaban en el camino y el calor de los transeúntes que saludaban al paso del vehículo bastaron para animar a los felices jugadores. Desde más altura de la habitual, que ya es mucha, esquivando las copas de algún árbol sin podar, compartían fotos, bromas y cervezas mientras lanzaban bufandas de España a los afortunados, por escasos, aficionados.

Ya en el corazón de Madrid, la fiesta: la ducha de cava a Navarro, el mejor del Europeo 'Me lo merezco', bromeó; la novatada a Ibaka, que tuvo que despojarse de la camiseta y exhibir torso 'Está siendo uno de los días más felices de mi vida' ; los piropos de Pau a Navarro 'Estoy superorgulloso de mi compañero y amigo'; el homenaje de Calderón a los ausentes Garbajosa y Mumbrú 'Somos una gran familia y también quería recordar a Jorge y a Álex, que no han podido estar con nosotros este año pero son parte de este equipo'; y el emocionado resumen de Scariolo, el seleccionador'Hay que estar muy orgullosos de ellos'. Orgullosos de unos ídolos espléndidos a los que todo les viene bien. Sin ir más lejos, a Pau Gasol, que aventó su sentimiento en Twitter: 'En Madrid, agradeciendo y celebrando con todos los que han podido asistir. !Qué gozada!'.