Publicado: 18.11.2015 09:24 |Actualizado: 18.11.2015 09:24

Fallece a los 40 años el neozelandés Jonah Lomu, leyenda del rugby

El exjugador sufría una enfermedad renal, en 2004 fue sometido a un trasplante de riñón y ahora estaba a la espera de otro. Su poderoso físico y sus memorables carreras le encumbraron. "La primera gran superestrella de este deporte", ha escrito Jonny Wilkinson.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Lomu, con el balón bajo el brazo, en un encuentro del Mundial de rugby de 1999. /REUTERS

Lomu, con el balón bajo el brazo, en un encuentro del Mundial de rugby de 1999. /REUTERS

Jonah Lomu, el ex integrante de los All Blacks que con sus memorables carreras se convirtió en una leyenda del rugby, ha fallecido a los 40 años de edad, según ha informado este miércoles la cadena de Nueva Zelanda TV3.

El antiguo médico de los All Blacks John Mayhew ha dicho que Lomu, quien se sometió a un trasplante de riñón en 2004, ha muerto inesperadamente en la ciudad Auckland en la mañana de este miércoles.



"Estamos todos consternados y profundamente entristecidos por la muerte de Jonah Lomu", ha dicho el presidente ejecutivo de la Federación de Rugby de Nueva Zelanda, Steve Tew. "Era una leyenda de nuestro deporte, amado por sus seguidores, aquí y en el resto del mundo. Queremos enviarle nuestras más sinceras condolencias a la familia de Jonah", ha agregado.

Lomu, quien esperaba otro trasplante y estaba siendo sometido a diálisis, había estado trabajando en el Mundial de Rugby que se jugó hace pocas semanas en Inglaterra antes de volver a su casa.

Lomu jugó 63 partidos con los All Blacks, marcando 37 ensayos. Esas estadísticas, si bien son impresionantes, solamente muestran una parte de los logros de Lomu mientras batallaba con el síndrome nefrítico, una enfermedad que atacó sus riñones y que hizo que tuviera que someterse al trasplante en 2004.

Pese a su figura de leyenda, nunca logró ser campeón del mundo, y se quedó en la puerta de alcanzar la gloria cuando conformó el equipo finalista en el Mundial de 1995 que ganó Sudáfrica. Precisamente, Lomu irrumpió como jugador en el Mundial de 1995, donde llegó pocos meses después de debutar con 19 años con Nueva Zelanda, el más joven en hacerlo en 90 años, y su actuación contribuyó a popularizar el rugby a nivel internacional.

En ese torneo marcó siete ensayos, cuatro de ellos en la semifinal contra Inglaterra. Uno de esos ensayos está considerado como el mejor de la historia. Pese a que casi queda fuera del torneo porque se dijo que no estaba a la altura del exigente nivel físico que el entrenador de ese entonces requería para jugar en los All Blacks.

La enfermedad comenzó a afectarle en 1998 y su juego empezó a caer. Pero pese a ello disputó el Mundial un año después, en el que marcó ocho 'tries', antes de jugar su último partido con los All Blacks ante Gales en 2002.

Lomu tiene el récord de 15 'tries' marcados en Copas del Mundo, junto con el sudafricano Bryan Habana, quien igualó su marca este año en Inglaterra.

Conmoción en el mundo del rugby

Jugadores y exjugadores, entrenadores y aficionados al rugby se unieron para rendir tributo al neozelandés.

"Estoy desolado por la muerte Jonah Lomu. La primera gran superestrella de este deporte y un ser humano fabuloso. Estoy muy triste", escribió el inglés Jonny Wilkinson, campeón del mundo en 2003, en su cuenta en la red social Twitter.

"Todavía no me puedo creer que Jonah, la leyenda, haya fallecido. Fue una inspiración y un héroe para todos los amantes del rugby", publicó por su parte el internacional del XV de la Rosa Mike Brown. Otro jugador de la selección inglesa, Danny Cripriani, aseguró que la "leyenda" Lomu fue "la razón" por la que él empezó a jugar con el balón ovalado.

"Jonah Lomu y Christian Cullen fueron las razones por las que empecé a jugar con un balón de rugby. JL fue una auténtica leyenda y una verdadera inspiración que nunca dejó de luchar", escribió Cipriani en la red social.

El veterano apertura neozelandés Dan Carter, que el pasado 31 de octubre se coronó campeón del mundo con los All Blacks en el Mundial de Inglaterra 2015, tuiteó que todavía no se creía las "terribles noticias" y mandaba "todo su amor a la familia de Jonah".

"No me creo que Jonah Lomu haya muerto. Estuve con él y con su familia el mes pasado. Estoy muy triste; la vida es muy cruel", publicó por su parte el antiguo apertura gales Jonathan Davies.