Público
Público

Francia pone incertidumbre en la eliminatoria

La pareja francesa gana por paliza (6-1, 6-2 y 6-0) a Ferrer y Feliciano López en el dobles de la Copa Davis. Todo queda para este domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un colosal Jo-Wilfried Tsonga, acompañado por Michael Llodra, llevaron a Francia a la victoria en el encuentro de dobles al vencer de forma categórica a Fernando Verdasco y Feliciano López, y sumar el primer punto de la semifinal de la Copa Davis que se disputa en Córdoba, donde España domina por 2-1.

La pareja francesa se impuso por un contundente 6-1, 6-2 y 6-0 en solo 99 minutos, y endosó a la pareja española la más dolorosa derrota de las cinco que llevan ya en sus doce actuaciones en esta competición, desde que debutaron e febrero de 2006 contra Bielorrusia en Minsk, frente a Max Mirnyi y Vladimir Voltchkov, su único partido perdido en tres sets hasta hoy.

'Han jugado un grandísimo partido', dijo Albert Costa sobre los franceses, 'y nosotros no hemos entrado nunca en el encuentro. Hoy no ha sido su mejor día', añadió sobre sus pupilos. 'Pero seguimos muy animados y convenidos de que podemos sacar esta eliminatoria, pero también de que todavía queda mucho'.

Los franceses dominaron de principio a fin a los españoles, que dieron una pobre imagen, muy parecida a la que Richard Gasquet y Gilles Simon proporcionaron el primer día ante Rafael Nadal y David Ferrer, respectivamente, contra los que no fueron capaces de ganar un set. Si estos dos partidos se resolvieron por la vía rápida, el del sábado lo fue aún más.

La larga conversación que Guy Forget mantuvo el viernes por la tarde al término de los encuentros individuales, con Tsonga y Simon, insuflándoles energía, motivación y exigiéndoles el máximo, surtió efecto en la Plaza de Toros de los Califas, cuyo público fue dándose cuenta paulatinamente que mañana domingo vivirán una tercera jornada todavía más al rojo vivo.

Los españoles se vieron dominados por la velocidad del juego de sus rivales

La experiencia jugaba a favor de Ferrer y Feliciano pero se tornó en un auténtico drama para los españoles, que faltos de saque y de recursos, se vieron dominados por la velocidad del juego de sus rivales.

El primer parcial francés de 5-0 no dejó dudas respecto al juego de Francia. Luego Feliciano logró confirmar su servicio, un espejismo dentro de la descomunal exhibición gala, pero de nuevo hubo empujón de los 'azules' con otros cuatro juegos seguidos, y así consecutivamente.

Prueba de la ineficacia del servicio español fue que el saque de Feliciano fue roto al principio de cada uno de los tres sets, y que el toledano necesitó 52 minutos para colocar su primer directo. Este arma, que siempre acompaña a 'Feli' y proporciona seguridad a su compañero, falló en los momentos claves y al toledano le rompieron cuatro veces.

Si a todo esto se añade que Tsonga saltó a la pista de forma intimidadora, y que Llodra supo contagiarse de la motivación de su compañero y mostrar su habilidad, se comprende como se materializó la victoria de los 'blues'.

Con esta victoria, Francia mantiene todavía sus esperanzas de dar la vuelta a la eliminatoria, algo que ya han conseguido en tres ocasiones cuando habían cedido por 2-0 en la primera jornada. La última, contra Italia en 1996, en semifinales.

Mañana, domingo el orden previsto es Rafael Nadal-Gilles Simon, a partir de las 12:00 horas, y a continuación, David Ferrer-Richard Gasquet, pero una hora antes los capitanes pueden hacer cambios, algo que parece más que probable, y Guy Forget, responsable del equipo galo, podría colocar al héroe de hoy, Tsonga, en cualquiera de los dos encuentros, algo totalmente previsible.