Público
Público

Así gana este Madrid

Sin Mourinho en la banda, los blancos sufren para batir a un Sporting que le empató en intensidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

'Tú no eres tu personaje, pero tu personaje sí eres tú'. Raymond Carver no pensaba en Mourinho cuando dejó esta sentencia para la posteridad. Sin embargo, el caso del técnico del Madrid le hubiera servido al escritor estadounidense para ratificarse. Mourinho no es su personaje, pero su personaje sí es él, de ahí que cuando polemiza no podemos obviar a la persona. Puede que Preciado, su colega del Sporting, espoleara a La Mareona con sus declaraciones contra él, aunque El Molinón, el viejo campo en el que nació el famoso grito de '¡así, así, así gana el Madrid!', tampoco necesita mucho para calentarse ante la visita de los blancos.

Mourinho, el personaje y la persona, era y fue el gran protagonista del encuentro pese a tener que seguir el partido desde un palco por sanción. Lo hizo escoltado y en permanente comunicación con Karanka, su segundo, a través de un walkie. Su Madrid ganó, aunque sufrió porque el Sporting le empató en intensidad.

Preciado alineó a siete jugadores que no estuvieron en el once inicial del Camp Nou. Mourinho, a los de siempre. Es tal la intensidad que el luso demanda a los suyos, que más de un rival ha destacado que los blancos corren como si lucharan por salvarse. Precisamente por ello, y a falta de otros argumentos, el Sporting invitó al Madrid a reducir el partido a un intercambio constante de idas y vueltas, con mucho juego raseado y disputando cada balón como si fuera el último.

Higuaín marca tras un error de Juan Pablo y Casillas evita el empate 

Los rojiblancos presionaban al que recibía, de ahí que Di María, Özil, Higuaín y, sobre todo, Cristiano, sintieran el aliento de sus marcadores en el cogote. No lo tenían fácil los blancos para maniobrar y, como el Madrid tampoco es un equipo que temporice, casi siempre recibían en desventaja.

Un palo de Higuaín fue el único bagaje ofensivo del Madrid en toda la primera parte, mientras que los asturianos se acercaron un par de veces a los dominios de Casillas, tímidamente, pero inquietando a Pepe y Carvalho. El empate sin goles era un resultado que premiaba los méritos de unos y otros, la mayoría más ligados al sudor que a la creatividad.

A la primera que el Sporting aminoró su presión, Di María encontró espacios para obligar a Juan Pablo a lucirse con una gran estirada. Después, y tal y como sucedió la temporada pasada, el árbitro anuló un gol legal del Madrid, pues Higuaín no estaba en fuera de juego cuando cabeceó el centro de su paisano Di María.

El reloj superaba la hora de juego y el Sporting aguantaba a un Madrid que empezaba a recordar al que empató sin goles ante el Mallorca y el Levante. Cuando Xabi Alonso tiene que bajarse al barro es que algo no funciona. Si su función tiene que ser rascar en lugar de tocar, saltan las alarmas. Rui Faría recibió órdenes de Mourinho y Karanka movió banquillo. Benzema entró por Di María. Entonces, el partido dio un brinco. Higuaín, escorado a la derecha para dejar la punta al francés, tuvo el 0-1 solo ante Juan Pablo, que desvió su disparo, y un minuto después Nacho Novo el 1-0 solo ante Casillas, aunque sin mucho ángulo.

Turienzo anula un gol legal al Pipa y expulsa a Botía en la prolongación

Preciado refrescó su equipo con De las Cuevas y Barral. El choque era tan intenso que cualquier imprecisión podía decidirlo. Y así ocurrió. Primero Lora, al fallar en la marca a Benzema, y luego Juan Pablo, al no atajar el cabezazo del francés, facilitaron el gol de Higuaín. Su tanto valió tres puntos gracias a que dos minutos después Casillas evitó el empate con una parada enorme a remate de Barral.

Como es costumbre, y fiel a un resultadismo que promulga, Mourinho realizó dos cambios netamente defensivos. Había que amarrar el 0-1 y Lass y Arbeloa entraron por Higuaín y Ózil. El Madrid se limitó a dejar pasar los minutos para marcharse de El Molinón con tres puntos que le permiten recuperar el liderato y ante un Sporting que acabó con diez por la expulsión de Botía. A dos jornadas del clásico, Madrid y Barça mantienen su vertiginosa suma de puntos. Eso sí, cada uno jugando a lo suyo. El Barça, a ser mejor. El Madrid, como ayer en Gijón, a ganar. Así gana este Madrid.

0. Sporting: Juan Pablo, Lora, Botía, Gregory, José Ángel, Eguren (Luis Morán 86), Rivera, Nacho Novo, Carmelo (De las Cuevas m 70) y Sangoy (Barral m 77).

1. Real Madrid: Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo, Khedira, Ozil (Arbeloa m 88) Xavi Alonso, Cristiano Ronaldo, Higuain (Lass m 84) y Di María (Benzema 63)

Gol: 0-1. Higuaín, (m 82).

Árbitro: Turienzo Álvarez. Mostró tarjetas amarillas a Diego Castro (m 10), Higuaín (m 34), Carmelo (m 45), Khedira (m 45), De las Cuevas (m 87). Mostró tarjeta roja directa a Botía por una dura entrada a Cristiano Ronaldo.

Incidencias: 25.000 espectadores. Estadio El Molinón.