Público
Público

"Sin Guti, el Madrid pierde el fútbol"

Fiel a su historial, sin extranjeros y con un plantel escaso, el técnico croata tiene al Numancia fuera del descenso. Esta noche recibe al Real Madrid con el frío como condicionante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sola presencia del Madrid en el horizonte hace suspirar a Sergio Kresic (Split, Croacia, 29 de noviembre de 1946). La amargura en su mirada no es por la avalancha que pueda sufrir su equipo. El pasado une a Kresic con los blancos por la amistad que compartía con el malogrado Juanito. “Me llamó un día antes de aquella maldita noche. Él estaba en Mérida y no paraba de decirme: Sergio, nos vamos al Burgos, como en los viejos tiempos. Tú, de director deportivo y yo, de jugador”.

¿Poca gente se acuerda ya de su faceta de medio centro?

Tres décadas acumulan demasiados recuerdos y el fútbol carece de memoria. Yo era un medio creativo; pero cuando llegué a España (Burgos), mi equipo eran Juanito y otros diez.

¿Juanito era un caso único?

No se lo puede imaginar. Esa temporada ganamos en casa a Madrid, Barcelona y Atlético. Buena parte de la culpa era suya. Juan era la raza personificada.

Alguna anécdota pasará continuamente por su mente...

Miles. Él era tremendamente caliente. Un día llegamos al Camp Nou y en el túnel de vestuarios no paraba de gritar. “Vamos. Miradles. A estos les metemos sí o sí”. Creaba un ambiente inigualable. Saltabas al campo creyendo que no podías perder.

Eso se está perdiendo.

Hay de todo. Yo tengo aquí, en el Numancia, a jugadores también muy parecidos. Pero antes era diferente. Los futbolistas no se podían marchar así como así de su equipo. Si no te echaban, allí te retirabas. La raíz era más fuerte.

Vamos, que el escudo se está perdiendo.

Eso no es absoluto. Hay gente que sí. A mí me hace gracia porque en la vida pasa lo mismo y sólo miran al fútbol en este sentido.

¿Un ejemplo?

Me lo pone fácil. Ustedes cambian de un periódico a otro y nadie se fija en el escudo de ese periódico. Se fijarán en su calidad periodística.

Perdone, pero no es lo mismo: afición, contratos...

Es lo mismo. Todos somos profesionales. El que no tiene la mente abierta, no tiene nada que hacer en la vida.

Volviendo al fútbol. El Madrid que se va a encontrar no tiene nada que ver con aquel de Schuster.

Cierto. Hay muchos cambios. Antes, el Madrid era muy abierto, daba muchos espacios y ahora es más fuerte, difícil, defensivo, sólido... Pero, cuidado, la calidad es la misma.

Pero sigue sin jugar bien.

Hay que dar tiempo a Juande. Conociéndole, sé que el Madrid hará un juego más espectacular con el tiempo.

¿Le preocupa menos el Madrid sin Guti?

El fútbol es la búsqueda del equilibrio. Cuando no juega Guti, el Madrid pierde el fútbol. Es el jugador que piensa más rápido que nadie. Donde ve el agujero para poner un pase inimaginable, ahí lo pone. La velocidad mental no está al alcance de muchos y Guti tiene ese don. Así, con este jugador, el fútbol es alegre y dinámico. El resto es plano.

Cuando escucha a Juande decir que es defensivo por el plantel del que dispone, ¿qué piensa Kresic?

Sólo puedo opinar a la ligera y no me gusta. Un buen deportista quiere más. Dar un diagnóstico de algo que uno no conoce es complicado.

Pero las plantillas de uno y otro equipo...

El Numancia sabe lo que es. Nosotros somos humildes y si nos salimos de ese camino, perderemos.

¿Imaginaba al inicio de temporada que estarían tras la primera vuelta en puestos de permanencia?

Mire. No había empezado la temporada y muchos ya nos bajaban. Ahora estamos en una situación que hubiéramos firmado en agosto. Pero necesitamos el apoyo de todo el mundo para salvarnos.

Maneja una plantilla sin extranjeros y a coste cero

Es la realidad. En España hay suficientes buenos jugadores. Y en clubes pequeños, trabajando mucho, se pueden hacer equipos competitivos.

¿El secreto de este Numancia?

Nuestra filosofía es no tener miedo. El fútbol es imprevisible siempre. Este Numancia no tiene nombres, pero sí hombres a los que no les asusta competir. Este es nuestro secreto.

¿Cómo se prepara el marcaje a Robben?

Complicado. Se ven vídeos, pero no es suficiente. Las recomendaciones no sirven para nada cuando empieza el fútbol. Pero si sólo miramos a Robben, nos equivocaremos. ¡Qué hacemos con Higuaín, Sergio Ramos, Sneijder...!

¿Robben o Messi?

Está de moda el tema. El otro día [el Numancia jugó en el Camp Nou] todos miraban a Messi y ahora nos toca con el otro de moda. No son iguales, nadie puede compararlos. Messi es más determinante. Robben lleva un tiempo con continuidad y demuestra que es magnífico.

¿El césped del Numancia es un jugador más a batir?

Sólo en dos partidos el campo ha estado helado (Valladolid y Getafe).

O sea que es un mito eso de que a partir de primavera el Numancia juega con uno menos.

Es más fama que otra cosa.

Pero el frío le ha ayudado.

En el fútbol, cualquier planteamiento táctico tiene su respuesta. El otro equipo se adapta rápido y te voltea. A nosotros nos beneficia nuestro campo porque sabemos dónde está cada hoyo y porque los aficionados están a un metro de los jugadores rivales. Eso sí que nos protege. Pero el Madrid también lo hace. El Bernabéu en Champions es intocable: miedo escénico, caldera... Nuestro miedo escénico es de otra manera, pero efectivo. Recuerde que aquí cayó el Barça.

¿No se cansa de lidiar siempre con equipos en el alambre?

No depende de mí. Los clubes eligen y miran objetivos. Yo analizo la plantilla y veo el juego que podemos hacer.

¿La plantilla se adapta al entrenador o viceversa?

Yo me adapto a la plantilla.

¿‘Jogo bonito’ o resultado por encima de todo?

A mí me gusta el fútbol creativo, pero llega un momento como entrenador que, viendo la plantilla que tienes, a lo mejor tienes que hacer otra cosa. Lo que está claro es que para ganar otro contrato lo primero es el resultado.

Pero si un técnico se cae de la rueda, es complicado regresar al círculo.

Sí. Por suerte, tengo unos compañeros de viaje desde hace años (Quintero y San Román, ayudantes) que me ayudan y ahora estamos disfrutando. Tenemos una plantilla profesional, comprometida y que está dando un rendimiento enorme.

¿Objetivo a día de hoy?

Cómo ganar al Madrid y ver a mis jugadores con fe en sus posibilidades.