Publicado: 01.09.2016 18:27 |Actualizado: 01.09.2016 18:30

Keukeleire se impone al sprint en Bilbao sin cambios en la general

El belga estrena su palmarés en una 'grande'. Nairo Quintana conserva el maillot rojo. Este viernes, La Vuelta afronta su etapa más larga entre Bilbao y Urdax.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El belga Jens Keukeleire se ha impuesto en la 12ª etapa de la Vuelta. /AFP

El belga Jens Keukeleire se ha impuesto en la 12ª etapa de la Vuelta. /AFP

El ciclista belga Jens Keukeleire (Orica-BikeExchange) se impuso este jueves en la duodécima etapa de la Vuelta a España, disputada entre Los Corrales de Buelna y Bilbao sobre 193,2 kilómetros, en un rápido sprint en el que nadie pudo hacerle frente y en una jornada que no deja cambios en la general provisional.

Keukeleire, ganador de dos etapas en la Vuelta a Burgos de 2013, ha conseguido su primer triunfo parcial en la ronda española y en una 'grande'. El belga entró muy bien situado a la línea de meta y se mostró demoledor en los metros finales.



Pese al trabajo del Astana en la parte final de la etapa, buscando dando opción a Luis León Sánchez, el murciano entró quinto en meta al no poder meterse en una escapada final que acabó siendo engullida, como la gran escapada de la jornada, por el gran grupo.

El velocista belga logró la segunda victoria para el Orica-BikeExchange, tras la lograda por el británico Simon Yates en la sexta etapa en Luintra, en la Ribeira Sacra. El equipo australiano cerró una jornada redonda pues además del triunfo sigue teniendo a Johan Esteban Chaves cuarto y al propio Yates séptimo dentro del 'Top 10' de la general.

La primera fuga que se formó en esta etapa estaba sentenciada nada más salir por la presencia de Peter Kennaugh (Sky), decimoquinto en la general a 6:32 del líder Nairo Quintana (Movistar). El británico del Sky era un lastre para el resto de integrantes de la escapada pues atrás el Movistar no dejaría que se fuera más allá de los 2:30 minutos la diferencia, aunque este movimiento de la escuadra de Chris Froome obligó seguramente al equipo del maillot rojo a trabajar más de lo esperado.

Junto a Kennaugh estaban en la fuga Darwin Atapuma (BMC), decimoséptimo, así como Louis Meintjes (Lampre - Merida), Romain Hardy (Cofidis), Kenny Elissonde (FDJ), Gianluca Brambilla (Etixx - Quick Step) y David Lopez (Sky). Nombres de entidad que hacían presagiar que, por lo menos, podrían luchar por la etapa con el beneplácito del Movistar.

Pero Astana, que busca todavía una primera victoria de etapa que les dé motivos para ver en positivo esta Vuelta donde no tienen aspiraciones de podio siquiera, fue el que 'ayudó' al Movistar Team y tiró del pelotón para acabar con la escapada. Luis León Sánchez, muy activo, intentó salir del grupo pero sin fortuna.

Quien estuvo más cerca de llegar en solitario fue el veterano belga Dries Devenyns (IAM Cycling), quien atacó en el segundo y último paso por el Alto El Vivero, un puerto de 2ª categoría con 4,2 kilómetros de ascensión al 8,5% de pendiente media. Pero su intento fue anulado por el hambre de sprint del pelotón, que le engulló sin reparos. También en el puerto, probó las fuerzas de sus rivales Alberto Contador (Tinkoff), pero sin el efecto deseado.

De este modo, tuvo que ser el sprint el que decidiese el ganador de la jornada, suerte que sonrió al joven Keukeleire, imponente en los metros finales para superar al francés Maxime Bouet (Etixx - Quick-Step) y al italiano Fabio Felline (Trek). 'Luisle' también lo intentó en la recta final, pero se quedó encerrado y no pudo remontar para finalizar quinto en una jornada donde no varió el 'top 10'.

De cara a este viernes, la decimotercera etapa partirá de Bilbao y llegará a Urdax-Dantxarinea tras 213,4 kilómetros. La etapa más larga de esta Vuelta a España cuenta con cuatro puertos de 3ª categoría que podrían romper al grupo y propiciar un escenario para una fuga. Además, comportará el primero de los pasos previstos por Francia y la meta, en la pequeña localidad navarra de Urdax, promete espectáculo.