Público
Público

Los Lakers siguen sin rumbo

Los Magic devuelven las pesadillas al Staples Center (103-113). D'Antoni sigue sin enderezar a los angelinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Magic de Orlando, sin ningún jugador estrella y con un entrenador novato, sorprendieron a Los Ángeles Lakers en el primer partido que el pívot Dwight Howard disputó contra su exequipo.

La sorpresa en el Staples Center fue completa para los Lakers al perder por 103-113 ante un equipo en plena reconstrucción que comenzó con la marcha de Howard y tiene una marca de 6-10. Pero fueron precisamente dos de los jugadores que llegaron con el traspaso de Howard a los Lakers, el escolta-alero Arron Afflalo y el pívot suizo Nikola Vucevic los que se convirtieron en verdugos del equipo angelino y héroes de los Magic.

Ambos consiguieron cifras de dobles dígitos igual que hizo el base Jameer Nelson, que fue otra de las claves del triunfo al dirigir las acciones de forma magistral durante el cuarto periodo cuando los Magic rompieron el marcador a su favor en la recta final a falta de cuatro minutos y lo concluyeron con parcial de 26-40.

Afflalo encabezó el ataque de los Magic al conseguir 30 puntos, su mejor marca de la temporada, cinco rebotes y cinco asistencias, que le permitieron superar las cinco pérdidas de balón que cometió. El ala-pívot Glen Davis junto a Vucevic impusieron su poder bajo los aros además de tener un gran toque de muñeca y compitieron con los hombres altos de los Lakers al conseguir sendos dobles-dobles.

El marcador se mantuvo igualado hasta los últimos cinco minutos. Con empate a 88 Afflalo anotó dos tiros de personal, Davis lograba canasta y el escolta J.J. Redick y Nelson dos triples consecutivos para una racha de 1-10 y parcial de 89-98 a falta de 3:19 minutos por jugarse que fue decisivo. La puntilla para los Lakers.

Los Magic se convencieron de que no sólo podían ganar el partido sino además exhibirse y hacer más dura y humillante la derrota a los Lakers y eso fue lo que sucedió porque esta vez ni tan siquiera Bryant tuvo capacidad de reacción y evitar otra derrota sorpresa bajo la dirección del nuevo entrenador Mike D'Antoni. A lo que hay que añadir la falta de puntería de Dwight Howard desde la línea de tiros libres.

El español Pau Gasol vio como D'Antoni le restaba protagonismo en el tramo final del encuentro al quedarse en el banquillo. Y eso que había cuajado una buena primera parte. Al final anotó 11 puntos en los 29 minutos que disputó. En la segunda parte no pudo aportar ni un punto. En las últimas fechas han vuelto a aparecer los críticos con el ala-pívot español y aumentan los rumores de traspaso en enero.

Lo cierto es que los Lakers prosiguen un camino sin rumbo fijo y vuelven a situarse con más derrotas que victorias en lo que va de temporada (9-8) y ocupan la octava plaza en la Conferencia Oeste.