Público
Público

El Madrid domina las áreas; el Barça, el campo

Las estadísticas de las cuatro primeras jornadas detectan dónde marcan su superioridad los grandes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Villa, con cierta sorna, aseguró ayer que 'las diferencias entre el Madrid y el Barcelona son obvias, sólo hay que ver todos los títulos que han ganado un equipo y otro en los últimos dos años'. Más allá de lo que muestran esos resultados, los números de las primeras cuatro jornadas del campeonato ya distancian a las dos superpotencias. Y se resumen en una visible conclusión: el Madrid domina las áreas (las estadísticas que se cocinan dentro de ellas); el Barça, el campo.

El Barcelona elabora más, quiere el balón y mantiene sus apabullantes cifras en posesión. Los azulgranas acaparan el balón una media de 38 minutos cada encuentro liguero jugado, diez más que su máximo rival, el Madrid, que es el segundo equipo que más posesión acumula. Su porcentaje de pases buenos es también el más alto de la Liga, un 87%, una cifra aún más notable si se tiene en cuenta que los de Guardiola son, con diferencia, los que más pases intentan. El Barcelona hace 730 intercambios por encuentro; el Madrid, que es el segundo en esa categoría, sólo 536.

Al Madrid sólo le han rematado seis veces entre los palos; al Barça, 17

El Barça también se impone por ahora en las acciones más individuales: los regates. Los azulgrana llevan 48 quiebros terminados con éxito. Los madridistas sólo llevan 29. Messi, con 14 regates (tres partidos), e Iniesta, con 12, son el segundo y el tercer jugador que más veces se han ido de sus marcas. Sólo Quincy, del Málaga, les supera (16). El Barça, a pesar de tener el balón mucho más tiempo que el Madrid, ha perdido 31 veces menos el esférico.

El equipo de Mourinho se esmera menos en la creación. Tiene el balón más que la media, algo natural a tenor de su plantilla, pero no aspira a arrebatar al Barça la primacía en la elaboración. Su batalla no está en la medular, sino en las áreas. El Madrid de Mourinho exhibe su importancia en las dos porterías.

El Bernabéu no recuerda un año tan tranquilo en cuestiones defensivas. Casillas ha pasado de recibir cuatro balones entre los tres palos por encuentro la temporada pasada a tener que esforzarse algo más de una vez por partido. Los blancos han recibido seis remates a puerta en lo que va de campeonato, uno de ellos terminó en gol. Casillas hace una parada una vez cada 76 minutos. El siguiente que menos se ha tenido que exprimir en esta faceta es Ricardo, de Osasuna, una vez cada 46 minutos. Valdés ya lleva 14 paradas, una cada 27 minutos. Ha recibido tres goles.

Los azulgrana tienen diez minutos más de posesión por encuentro

También el área rival encumbra al Real Madrid. El Madrid tira a puerta más de 18 veces por encuentro, cuatro más de media que el Barcelona. Los madridistas rematan desde todas las posiciones, ya que son los que más lo han intentado desde dentro del área 35 veces por 30 del Barça como desde sus alrededores 36 por los 29 de los de Guardiola. Mucha culpa del furor rematador la tiene Cristiano, que lleva 32 remates y lidera esa faceta del juego por delante de Villa, con 18. A los blancos le falta, por el momento, puntería. Haber rematado doce veces más que el Barça no les ha servido para tener más goles.