Público
Público

Más socios que nunca

El Bernabéu asiste al mayor ejercicio de juego colectivo del curso entre Cristiano, Higuaín, Di María y Özil 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Si los delanteros combinan el egoísmo positivo con el sentido de equipo, es la situación perfecta', explicaba Mourinho cuando le preguntaban por los hábitos individualistas de sus jugadores de ataque. El domingo, el Bernabéu asistió al mayor ejercicio colectivo de Cristiano, Higuaín, Di María y Özil. Los pases que se dieron entre ellos alcanzaron la cifra de 60, la más alta de la temporada. Más del doble que ante Mallorca (29) y Osasuna (28), 15 más que en Anoeta, 21 más que ante el Espanyol y 20 que en el Ciutat de Valencia.

'Llevan varios partidos intentando jugar en esa línea colectiva, Mourinho está incidiendo también en ese aspecto. Es verdad que ante el Deportivo estuvimos sobresalientes como equipo', dice Butragueño, director de relaciones institucionales del club. Durante la semana pasada, el entrenador portugués trabajó la creación de espacios en ataque en busca de un mejor fútbol combinativo entre sus delanteros.

«Mourinho está incidiendo en esa línea colectiva», afirma Butragueño

En su etapa de futbolista, Butragueño interpretó muy bien el colectivismo ofensivo cuando formaba junto a Hugo Sánchez, otro ansioso del gol como Higuaín y Cristiano: 'Hugo y yo intentamos sacar lo mejor de cada uno. Es obligación de cada jugador aprovecharse de las virtudes de su compañero y suya el ofrecer las suyas para que también crezca, ese es el objetivo'. 'La inteligencia y el tiempo para conocerte es la clave de una gran sociedad en ataque. Hubo un momento que Emilio y yo podíamos jugar con los ojos cerrados. Hacíamos desmarques en beneficio del otro y buscábamos paredes', explica Hugo Sánchez.

Salvo Cristiano, que en Anoeta combinó 13 veces con alguno de los otros tres componentes del ataque 11 ante el Deportivo, el resto del cuarteto atacante aumentó su fútbol combinativo entre sí. 'Se han visto mejores conexiones entre los de arriba', argumenta Higuaín para explicar el partido más asociativo de los hombre de ataque en los que más ha confiado Mourinho en lo que va de temporada. Se vieron menos carreras de Cristiano, Higuaín, Di María y Özil perfilándose para el disparo. Hubo más movimientos y más pases intencionados entre líneas, algo que no se había visto tanto en otros partidos. En ese sentido, Di María estuvo notable. La alternancia en la ocupación de espacios con cruces en tijera entre Cristiano e Higuaín fueron otro detalle positivo que se pudo ver. 'Ha llegado un nuevo entrenador. Mourinho no tuvo tiempo para entrenar en verano. Es normal que a medida que avanzan las semanas los delanteros se sientan mas cómodos y que asimilen lo que quiere Mourinho y que el juego mejore', argumenta Butragueño.

«La inteligencia y el tiempo son clave en una gran sociedad», dice Hugo Sánchez

El tempranero gol de Cristiano tuvo un efecto balsámico. 'Al marcar pronto, el equipo se sintió mejor. De las cuatro primeras llegadas marcamos tres goles', incide Butragueño. Benzema no participó de esa fiesta goleadora del Madrid y ayer tampoco fue un buen día para él y para Lass, a los que Blanc tachó de 'poco profesionales' por perder el avión y llegar tarde a la concentración de Francia.