Público
Público

Medallas en el escándalo

Nuria Fernández, decimosexta en los Europeos de cross

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La operación Galgo ha sobrevolado los Europeos de campo a través que se disputaron ayer en Albufeira (Portugal). Hasta última hora se dudó de la participación de Nuria Fernández, que ha declarado ante la Guardia Civil por ser pupila de Pascua. Nuria, que concluyó en decimosexta posición, ha sido sometida a análisis de saliva, como Reyes Estévez. Una vez determinado su ADN, se cruzará con la sangre de las dos decenas de bolsas que guardaba la trama. Al atletismo español le esperan días de grandes sobresaltos por un escándalo que ayer supo negociar bien la selección española de cross. Hasta seis medallas (tres individuales y otras tantas por equipos) logró la delegación nacional en Albufeira.

Ayad Lamdassem, cuarto el año pasado, se colgó la plata senior y el bronce por equipos. Porque África ha tomado Europa. Cada vez que se disputan los Europeos de cross, la nómina de atletas nacidos en África que integran selecciones del viejo continente se acrecienta.

En España, el fenómeno estaba representado hasta el pasado jueves por un etíope, Alemayehu Bezabeh, el hombre que, presuntamente, se cambiaba la sangre a las órdenes de Manuel Pascua y que tuvo que ir a la Federación Española para confesar su trampa a raíz de la operaciónGalgo.

Bezabeh era el gran favorito al oro en la carrera masculina, que terminó con victoria (noveno triunfo), del especialista Lebid, un ucraniano que parece funcionar sólo en esta competición. Dos atletas han tomado rápidamente el relevo de Bezabeh como nacionalizados de primera. Uno de ellos es Lamdassem.

El otro inmigrante de primera fila es Merzougi, que ganó el oro en la prueba junior individual y por equipos. Vive también en Lleida, como el desde ayer medalla de plata en categoría senior, aunque dicen que es polo opuesto de Lamdassem. La otra gran triunfadora del día fue Cristina Jordán, en la prueba sub 23. La extremeña, entrenada por Antonio Serrano, logró la plata por detrás de la turca Erdogan y se postula como una gran promesa.