Publicado: 11.11.2015 09:51 |Actualizado: 11.11.2015 09:51

Michael Phelps reconoce que tras sus problemas con el alcohol "no quería vivir más"

En una entrevista a 'Sports Illustrated', el nadador confiesa que en su estancia en una clínica de rehabilitación "pasó miedo". Superado el problema, se prepara para Río 2016.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
Portada de 'Sports Illustrated', con la entrevista a Phelps.

Portada de 'Sports Illustrated', con la entrevista a Phelps.

MADRID.- En una entrevista a la revista Sports Illustrated, el nadador estadounidense Michael Phelps se ha sincerado y ha reconocido que los peores momentos de su vida los pasó tras ser arrestado en 2014 por conducir ebrio. "Realmente estaba en un lugar oscuro, no quería vivir más", ha admitido el deportista con más medallas olímpicas de la historia, con 22 metales en Juegos Olímpicos (18 de oro).

Según ha confesado, Phelps se prepara para las olimpiadas de Río 2016, sus quintos y últimos Juegos Olímpicos. El nadador estadounidense se perdió el Mundial de natación que se disputó el pasado mes de agosto en Kazán, después de la sanción de seis meses que le fue impuesta por incumplir el Código de Conducta al conducir ebrio.



Tal fue la situación, que el entrenador de Phelps, Bob Bowmanel, pensó en un negro desenlace: "Honestamente, pensé que, tal y como iba, se quitaría la vida".

Tras su paso por una clínica de rehabilitación, para tratar su problema con el alcohol, el nadador regresó a la natación en abril de 2014. En palabras del propio Phepls, en la clínica "fue cuando más miedo he sentido en mi vida".

En la actualidad, tras haber retomado los entrenamientos y haberse olvidado del alcohol, el estado físico de Phelps es cada día mejor. "No he tomado ni un sorbo de alcohol ni lo haré", dijo el nadador. "Mi grasa corporal se ha rebajado significativamente. Estoy más delgado que nunca. Los resultados están ahí porque he trabajado, me he recuperado, he dormido y me he cuidado más que nunca", ha afirmado.

Etiquetas