Público
Público

El Milan como terapia

Guardiola, que pierde a Alexis por dos meses, aplaza el análisis del empate en Anoeta para centrarse en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Qué mejor que la visita de un grande de Europa como el Milan para digerir a la fuerza el tropezón de Anoeta. Antela inmediatez del duelo con los italianos, ayer Pep Guardiola decidió aplazar el análisis del partido de su equipo frente a la Real y cualquier reproche a sus pupilos por el remonte vasco hasta después del encuentro de Champions. 'Comenzar bien la liguilla es muy importante', advirtió el entrenador del Barcelona. En lo negativo, los doctores del club confirmaron que Alexis, con una rotura de fibras en la parte posterior del muslo, esta-rá unos dos meses de baja.

El chileno se rompió el bíceps femoral de la pierna derecha en una pugna con Estrada y, aunque los galenos temieron en un principio que se hubiese lastimado también la rodilla, ayer lo descartaron. El extremo se perderá 13 partidos, el primero, mañana ante los italianos. Tampoco podrá contar Guardiola con Piqué.

Los titulares ante la Real hicieron ayer una suave sesión de recuperación. Algunos, como Cesc, regresaron de San Sebastián visiblemente fatigados. No disputaba un partido entero el volante desde hacía cinco meses. De hecho, en el viaje de vuelta a Barcelona, los azulgrana se mostraron afligidos por cómo se les había escapado la victoria en San Sebastián, aunque nadie acertó a dar una explicación argumentada de lo sucedido.

'La moral hoy [por ayer] no es la mejor', reconoció tras el entrenamiento matinal Sergio Busquets. 'Pero reaccionaremos. Y lo haremos bien y pronto. Ante el Milan es otro partido, otra competición, y saldremos a por todas', aseguró el centrocampista. Lo cierto es que el Barça ya se entrenó ayer en un ambiente distendido en el que Abidal, que cumplía años, se llevó la ovación de sus compañeros.

También defendió Busquets que en Anoeta el equipo no se relajó en el descanso. 'No pensamos en ningún caso que el partido ya estaba resuelto. De hecho, recordamos lo sucedido la temporada pasada, cómo nos remontaron, y coincidimos en que teníamos que marcar el tercero para estar tranquilos', terció el de Badía, frente a los que con el 0-2 observaron cierta complacencia entre los azulgrana. 'Ganaren esta Liga es muy complicado', convino sobre la suprema-cía de Barça y Madrid en el campeonato doméstico. 'Y más en campo contrario', insistió.

El Milan llega esta tarde a Barcelona y no tiene previsto entrenarse en feudo azulgrana. En la jornada de ayer, tras debutar también con empate en la Serie A ante el Lazio, Robinho, Inzaghi, Mexes y Gattuso se ejercitaron a parte del resto del grupo.