Público
Público

Montaña rusa en el Calderón

El Atlético, después de darse un festín ante el Rayo con tres goles en siete minutos, acaba pidiendo la hora (4-3)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los espectadores del Vicente Calderón no podrán decir que se han marchado sin haber pasado emoción en el Atlético-Rayo. Y es que el partido ha pasado de convertirse en una auténtica fiesta colchonera a un amago de película de terror. Después de tener controlado todo el partido, con un Diego Costa soberbio y tras marcar tres goles en tan solo siete minutos de la segunda parte, el conjunto de Simeone se relajó tanto que los vallecanos llegaron a marcar tres goles en los últimos instantes y bordearon el empate (4-3).

Hasta ese momento, el regreso a la competición del 'supercampeón' de Europa, dieciséis días después de su exhibición futbolística contra el Chelsea en Mónaco, se había transformado en otra victoria inapelable, en la que ni siquiera necesitó apretar el acelerador para anular a su rival, que planteó un duelo valiente y que a punto estuvo de llevar un susto mayor al Calderón.

No especuló el Rayo en el Vicente Calderón. Al conjunto franjirrojo no le temblaron las piernas con el balón. Ni en la salida ni en la transición hacia el ataque. Le faltó precisión en los últimos metros y concedió demasiado en defensa. El resultado fue una derrota, maquillada al final y la primera para los rayistas.

El Atlético, por contra, sigue exhibiendo una pegada descomunal. A medio gas, sin sentirse con el partido dominado en muchos momentos de la primera parte, resolvió el encuentro con enorme facilidad en menos de una hora. Al primer gol de Mario Suárez (1-0, m. 29) le siguieron tres en el comienzo de la segunda parte, entre los minutos 48 y 55. Un ciclón para el Rayo. Además, los tres goles fueron de los de manual futbolístico. Pase para el desmarque en el lateral del área, mirada atrás, pase al punto de penalti y gol. El tercero no siguió esa secuencia porque Javi Fuego derribó a Diego Costa. Falcao transformó el penalti por el centro con potencia.

El brasileño fue el mejor de los rojiblancos. Volvió loca a la defensa rayista con sus internadas por la banda. Llevó constante peligro al área rival y se asoció a la perfección con los rematadores. En el caso de los goles con Koke y Arda Turan. Simeone le dio descanso y a partir de entonces el panorama cambió. El Atlético se relajó con el 4-0 a favor y dio espacios y facilidades a los de Paco Jemez.

A partir del minuto 80 el partido fue completamente distinto. El Rayo se creció y Delibasic por partida doble y Leo Baptistao, en una acción infantil de la defensa rojiblanca, acortaron distancias. Pero no hubo tiempo para la machada. Los rayistas reaccionaron demasiado tarde y el marcador se había puesto demasiado cuesta arriba. 


4 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda Turan (Adrián, m. 66), Mario (Tiago, m. 62), Gabi, Koke; Diego Costa (Cristian Rodríguez, m. 55) y Falcao.

3 - Rayo Vallecano: Dani Giménez; Tito, Amat, Casado; Trashorras, Javi Fuego, Adrián (Delibasic, m. 70); Piti (Lass, m. 53), Leo Baptistao, José Carlos; y Nicki Bille ('Chori' Domínguez, m. 57).

Goles: 1-0, m. 29: Mario Suárez culmina una jugada de Diego Costa. 2-0, m. 48: Koke marca a pase de Diego Costa. 3-0, m. 51: Arda Turan remata un centro raso de Juanfran. 4-0, m. 55: Falcao, de penalti. 4-1, m. 82: Delibasic remate un centro desde la derecha. 4-2, m. 85: Delibasic culmina un envío raso desde la izquierda. 4-3, m. 88: Leo Baptistao aprovecha una serie de rechaces en el área.

Árbitro: Javier Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó a los visitantes José Carlos (m. 42), Javi Fuego (m. 54) y Adrián González (m. 68).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 45.000 espectadores.