Público
Público

Mou ya tiene su ecosistema

El técnico es feliz porque ahora trabaja tranquilamente con el presidente y se atreve a desligar su futuro de los resultados 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Concentración de mierda, concentración de mierda. Ahí la cagaste'. Los reproches de Mourinho a sus futbolistas durante un rondo tronaron ayer en Valdebebas. Sus vocablos eran abruptos, pero no su tono ni su intención. Mourinho buscaba tensión antes de recibir hoy a la Real: 'Uno de los equipos que más me gusta, estable y, por lo tanto, peligroso', dijo el portugués.

Después de lograr que Valdano diera un paso al costado, Mourinho asegura haber encontrado su ecosistema ideal para trabajar: 'El cambio es de filosofía y de mentalidades. Ahora trabajamos en dirección de relacionar el trabajo entre Valdebebas y Concha Espina. Somos todos el mismo club, pero con áreas de trabajo completamente diferentes y separadas por un par de kilómetros. La funcionalidad aquí deber ser independiente de Concha Espina, obviamente, siempre dependiendo del poder central'.

Ese poder central del que habla sólo se lo reconoce Mourinho a Florentino Pérez y se jacta de ello para ser indirectamente implacable con Valdano una vez más: 'Tengo mis encuentros con el presidente, trabajamos tranquilamente los dos y es una dirección que me gusta mucho y hará que este club deportivamente sea otra vez poderoso'.

En ese ecosistema que él mismo se ha construido con el consentimiento de su presidente, Mourinho se siente tan cómodo y seguro que hasta es capaz de lanzar un mensaje de estabilidad que nadie en el Madrid, ni siquiera Pérez, se ha atrevido a pronunciar con tanta rotundidad: 'Si podemos ganar algo este año, mejor, pero si no, será el próximo. El objetivo no es ganar un título hoy y luego dentro de cuatro años'.

Ningún entrenador del Madrid se ha sentido tan seguro en los últimos años para pronunciar un discurso que no habla de la victoria inmediata, sino del futuro, independientemente de lo que digan los marcadores y los balances de títulos al final del curso: 'Mi futuro no tiene nada que ver con resultados deportivos. En este momento me gusta mucho cómo estamos trabajando y mejorando las cosas a nivel funcional y estructural. Si ganamos algo es más fácil para todos, pero mis decisiones no tienen que ver con resultados deportivos, tienen que ver con la capacidad que yo siento para hacer mi trabajo lo mejor posible y en estos momentos siento estas condiciones'.

Mourinho no quiere que ese nuevo paisaje que ha dibujado se interprete como poder, aunque haya borrado de él al mismísimo director general del club: 'El trabajo de entrenador no es sólo pensar partidos y jugarlos, sin tener poder, sólo quiero trabajar bien con la gente que está cerca de mí, y en ese sentido estoy contento. Si todo va bien y la directiva está contenta conmigo, continuamos tranquilamente'. Como tranquilamente ve a Cristiano. 'Aunque no marcara más goles, su temporada ya sería fantástica', dijo sobre la sequía de su estrella. 'Su papá siempre lo defiende', bromeó para responder a Pandiani, que le acusó de sobreprotegerle.