Público
Público

Mourinho sigue de víctima

El luso dice que, en el mejor año de su vida, no le "dejaron llegar más lejos" con el Madrid y que lo del dedo es una "campaña organizada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las sanciones de la UEFA no calman a Mourinho. Al entrenador del Madrid le es indiferente si el organismo que rige el fútbol europeo le mantiene aún en vigilancia. El preparador luso disfruta con su rol de chico malo y aprovecha sus escogidas intervenciones en medios afines para dejar caer su teoría de la conspiración. Mourinho reivindicó su primera temporada en el Madrid como la mejor de su carrera, sólo mermada porque, según declaró en la agencia lusa de noticias, no le dejaron 'llegar más lejos'.

'No gané la Liga', afirmó Mourinho, 'pero fue el mejor campeonato de mi vida, en el que gané más partidos y marqué más goles. La realidad es que fuimos segundos, ganamos la Copa y llegamos a semifinales de la Champions porque no nos dejaron llegar más lejos'.

Mou: 'Hay gente que vive bien en la oscuridad, donde se puede esconder'

El entrenador ya fue sancionado con 50.000 euros y cinco partidos de sanción (que terminaron rebajados a tres) precisamente por sus declaraciones contra el Barça y la UEFA en la rueda de prensa posterior a la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. 'No recurriré la sanción al TAS porque ya obtuve ante la UEFA una victoria que no esperaba', comentó con cierta carga de ironía.

A propósito de su comportamiento en la Supercopa ante el Barça, Mourinho sigue considerándose 'víctima de una campaña'. Según el técnico, 'está bien organizada' y supone una 'motivación extra' para seguir adelante en su carrera. 'Las imágenes muestran aquello que muestran, pero no lo que se acumuló y fue contribuyendo a eso', insistió el portugués.

Luego, aunque no señaló a Guardiola y su equipo de trabajo, se entendió hacia quién iban dirigidos sus dardos: 'Hay gente que vive bien en la oscuridad, que trabaja bien en los sitios en los que se puede esconder o taparse la boca con la mano, donde se puede hablar en la oscuridad del túnel, donde se pueden hacer muchas cosas sin ser visto. Hay otros que cuando lo hacen es sin esconderse y de forma que toda la gente les vea'.

Mourinho también habló del problema que hereda de la selección portuguesa, la deserción de Carvalho tras comprobar que Pepe iba a jugar de titular sin entrenarse. No teme que pueda ser suspendido para jugar con el Madrid, aunque por reglamentación es posible: 'Las leyes no son siempre correctas y para mí es incorrecto a todos los niveles que un club sea penalizado por un problema que no es suyo'.

'Los jugadores se van un día y vuelven una semana después insistió. En ese tiempo no es mío, Carvalho es de Portugal, Benzema, de Francia... En ese tiempo, no tenemos nada que ganar, sólo que perder... como que vengan lesionados y luego no puedan jugar con sus clubes, que son su verdadera entidad patronal. Por tanto, me parece absurda una ley que pueda penalizar a un club con un problema con el que no tiene absolutamente nada que ver'. A Mou no le inquieta tampoco que las supuestas diferencias entre Carvalho y Pepe puedan tener reflejo en el vestuario del Madrid: ' Son realidades completamente diferentes, la relación entre ambos es óptima'.

Una vez más, el técnico regaló los oídos a Cristiano Ronaldo: 'Sus goles tienen más valor que los de otros jugadores que juegan en zonas de finalización, porque él juega en la banda'. Y luego, por la animadversión que genera, le puso de su lado: 'Me recuerda a alguien que no es jugador, sino entrenador, y que más bien despierta pocas simpatías'.

Preguntado por Coentrao, el técnico destacó que 'ofrece variadísimas opciones con rendimiento alto'. Una de ellas, como lateral izquierdo, aunque dejó claro que no fue fichado para ese puesto: 'Ahí está Marcelo, probablemente el mejor del mundo en su puesto, principalmente en ataque'.

Mourinho regaló su voz a un medio portugués, pero Antena 3 también logró escucharle, durante un entrenamiento de esta semana, cómo se comparaba nuevamente al Barça por los horarios. Conocidos ya los de todo septiembre, afirmó: 'Ahora ya nos metemos a jugar cuatro partidos a las ocho, y el Barça dos a las diez'. No se sabe si era queja o consuelo.

A varios kilómetros de Valdebebas, en el Canal de Isabel II, Sanchís, un madridista de postín o quizás del grupo de los pseudomadrisistas que denuncia Mourinho, clausuraba el campus de nivel que ha tenido con 40 chavales durante el verano. Preguntado sobre el peso de Mou en el club, afirmó: 'Cada institución tiene un estilo. Y en esta es la primera vez que se concentra en una sola persona los distintos escalones del mando deportivo. Bueno, es una manera. Veremos cómo sale. Pregunten a Florentino por qué le ha dado tanto poder'.