Público
Público

Nadal, a seguir batiendo récords en su coto privado

El español, ganador en Montecarlo en las ocho últimas ediciones, regresa a la tierra en una nueva prueba para su rodilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tenista español Rafael Nadal afronta el Masters 1.000 de Montecarlo, tercero de la temporada, con ganas de convertirse en el único tenista profesional que conquista nueve veces el mismo torneo, después de haber levantado el título monegasco en las últimas ocho ediciones, para lo que tendrá que hacer frente a la oposición del serbio Novak Djokovic y del escocés Andy Murray.

Nadal vuelve a la competición en su territorio fetiche, donde la temporada pasada se hacía con su octavo título, igualando los ocho entorchados de Guillermo Vilas en Buenos Aires. De esta forma, si el mallorquín consiguiera su noveno título en Montecarlo, se convertiría en el único tenista de la historia en haber conquistado un torneo en nueve ocasiones.

Para ello, el balear tendrá que continuar con su progresión y su adaptación a la competición. Después de siete meses alejado del circuito, el actual número cinco del mundo regresaba para realizar la gira sudamericana de tierra batida, en la que conquistaba Acapulco y Sao Paulo, llegando también a la final en Viña del Mar. Después acudiría a Indian Wells sin mayor objetivo que el de disputar minutos sobre pista rápida, pero sorprendió a todos levantando el título.

Nadal lleva un balance de 17-1 en lo que va de año, lo que le hace partir como uno de los grandes favoritos, unido al hecho de que es el auténtico dominador del torneo monegasco. Sin embargo, la incertidumbre que genera su lesión en las rodillas provoca que surjan dudas y que pueda sufrir su segunda derrota en Montecarlo, después de la de su primera participación en 2003 ante Guillermo Coria.

Tras el sorteo celebrado el sábado, al español le depara un cuadro que  comparte con el serbio Janko Tipsarevic, y más adelante bien con el francés Jo-Wilfried Tsoga, su compatriota Nicolás Almagro y el suizo Stanislas Wawrinka.

Su primer rival saldrá del duelo entre el español Fernando Verdasco y el australiano Marinko Matosevic. Si fuera contra 'Fer' significaría el primero desde la victoria del madrileño en la tercera ronda del pasado año en Madrid, sobre tierra azul, y seria una repetición de la final monegasca del 2010. 

Ya en semifinales Nadal se toparía con el escocés Andy Murray y en la hipotética final contra el serbio Novak Djokovic, que finalmente ha inscrito su nombre en el torneo.

El número uno del mundo, después de lesionarse en el tobillo derecho en la eliminatoria de Copa Davis contra Estados Unidos, comienza el torneo contra el ganador del encuentro entre el ruso Mijail Youznhy y el español Daniel Gimeno Traver. Djokovic no es jugador de tierra batida, pese a que se defiende muy bien. Además, el serbio llega con el aval de haber conquistado dos títulos este año (Abierto de Australia y Dubai), aunque cayó de forma sorprendente en octavos de final del Masters 1.000 de Miami.

El escocés Andy Murray es, quizás, el tenista más en forma del circuito. El británico viene de levantar el título en Miami, su segundo del año, lo que le permitió arrebatarle a Roger Federer el puesto de número dos del ranking mundial. No obstante, Murray nunca ha conseguido clasificarse para ninguna final sobre tierra batida, algo que intentará resolver en Montecarlo.

El nuevo número dos mundial lo tendrá más fácil ante las ausencias de grandes favoritos como Roger Federer y David Ferrer. El suizo está planificando esta temporada de una forma diferente a las anteriores y ha optado por no jugar en Miami ni en Montecarlo, con la vista puesta en su defensa del Masters 1.000 de Madrid, para llegar al cien por cien a Roland Garros.

Por su parte, el español David Ferrer, finalista en Miami, no podrá acudir a Montecarlo por unos 'problemas físicos' que le impiden estar al cien por cien. No obstante, el alicantino espera llegar a tono para disputar el Godó en Barcelona.