Público
Público

Ni Mou gana en San Siro

Un gol de Pedro León en el 90+4 clasifica al Madrid para octavos en un partido que tuvo ganado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Madrid no había ganado en sus anteriores 13 visitas a San Siro, ya fuera contra el Milan o contra el Inter, y ni siquiera la presencia mesiánica de Mourinho lo hizo posible. La maldición madridista permanece y aún pudo ser peor si Pedro León no rescata un punto, y la consiguiente clasificación para octavos, en el tiempo de prolongación.

Su gol, a pase de Benzema, sirvió para compensar el increíble doblete de Inzaghi, primero en colaboración con Casillas y, después, con el inglés Webb, quien, además de consentir que el Milan jugara al otro lado del Reglamento, lo mismo que ocurrió en la final de Mundial con Holanda, se comió un clamoroso fuera de juego.

La de San Siro era la primera salida exigente del equipo de Mourinho, aunque ya en varias de las anteriores se encontró con más problemas de los esperados. Tal vez por ello, el portugués volvió a confiar en su once-tipo, otra demostración de ese cortoplacismo en el que se mueve. Primero, amarrar los octavos de Champions, un objetivo que logró in extremis cuando en realidad debió hacerlo con holgura.

Al igual que ocurrió en el Bernabéu, el Madrid impuso un ritmo de juego muy alto y una presión muy fuerte, ante la cual el Milan fue incapaz de tejer su fútbol, demasiado previsible y, por tanto, lento. Carvalho y Pepe cerraban. Khedira y Xabi Alonso se imponían por delante de ellos. Marcelo, Di María y Cristiano hacían daño por fuera. Así, el Madrid empezó a acumular ocasiones de gol, algunas por partida doble, como la que Pirlo salvó bajo palos, primero a un cabezazo de Higuaín y, a continuación, en un remate mordido de Cristiano. Antes, el propio Higuaín, con un tiro curvilíneo, Di María, en una arrancada veloz y decidida, Xabi Alonso, con un disparo desde fuera del área, y Pepe, que picó demasiado el balón, ya habían sobresaltado a Abbiati.

El partido mantenía la intensidad, con idas y venidas, sin apenas transiciones y con un ritmo que beneficiaba al Madrid. Justo cuando el Milan parecía dar por el bueno el 0-0, Di María vio perfectamente el desmarque de Higuaín, quien, aprovechando que Nesta se había quedado enganchado, se encontró solo ante a Abbiati y marcó el gol 700 en la Copa de Europa. Sin tiempo para que el Milan ofreciera la mínima reacción, el Madrid se fue al descanso con una superioridad en el marcador acorde, o quizás corta, a su superioridad sobre el terreno de juego.

El arranque de la segunda parte escenificó lo que podía haber sido el resto del partido si las cosas no se le hubieran torcido al Madrid: Cristiano intimidó a Abbiati con un zapatazo y Gattuso hizo lo propio con una dura entrada sobre Xabi Alonso. Sólo el hecho de que el Madrid no pusiera otro gol de por medio mantenía el partido con emoción asistida, pues los blancos lo controlaban como querían y el Milan parecía incapaz de contrarrestarlo. Sin embargo, el guión cambió radicalmente con la entrada en escena de Inzaghi, sustituto de Ronaldinho. Un error de Casillas al tragarse un centro de Ibrahimovic permitió al veterano delantero italiano establecer el empate. Los presagios de Mourinho, que dijo sólo temer al Pipo, no sólo se hacían realidad, sino que se acrecentaron cuando nueve minutos después cuando, otra vez Inzaghi, volvió a batir a un inseguro Casillas, aunque esta vez gracias a la ineptitud del inglés Webb y su auxiliar, que se tragaron un claro fuera de juego. Normal, si se tiene en cuenta que el autor del pase fue el inefable Gattuso.

Sólo por ello, y porque el Madrid fue durante más tiempo superior, el gol de Pedro León hizo justicia. El propio Mourinho reconoció haber tenido suerte con los cambios, algo que le honra, pues su equipo no debió recurrir a ella para ganar un partido que tuvo controlado y ganado. La maldición de San Siro continúa. Ni Mou pudo con ella.ç

Milan: Abbiati; Abate, Nesta, Thiago Silva, Zambrotta; Gattuso (Seedorf, m. 84), Pirlo, Boateng; Pato (Ambrosini, m. 72), Ibra y Ronaldinho (Inzaghi, m. 59)

Real Madrid: Casillas; Ramos, Pepe (Pedro León, m. 80), Carvalho, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Di María, Özil (Albiol, m. 90+5), Cristiano; e Higuaín (Benzema, m. 73).

Goles: 0-1. M. 45. Di María asiste con maestría a Higuaín, que, en posición correcta, fusila a Abbiati. 1-1. M. 68. Casillas falla al intentar despejar un centro de Ibrahimovic e Inzaghi lo aprovecha para marcar de cabeza. 2-1. M. 77. Inzaghi, en claro fuera de juego, recibe un balón en largo de Gattuso y bate a Casillas, que duda en su salida. 2-2. M. 90+4. Pedro León, a pase de Benzema.

Árbitro: Webb (Inglaterra). Amarilla a Boateng, Abate, Ibrahimovic, Gattuso, Pepe y Carvalho.

San Siro: 76.350 espectadores.