Público
Público

"No he pensado dimitir"

Aguirre reconoció la debilidad que muestran de los rojiblancos frente a los equipos grandes. El público del Calderón abucheó al técnico mexicano y pidió su salida del club

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada vez que un equipo grande se planta en la cara de Aguirre, el Atlético sale escaldado. En esta temporada, los rojiblancos sólo han sumado un punto de quince posibles ante Barcelona, Real Madrid, Villarreal, Valencia La maldición de Aguirre se acrecentó ayer en Copa ante los azulgrana. Lo peor para el técnico mexicano, si cabe algo más negativo, es que el mensaje parece haber calado también en el aficionado que tarareó durante rato esa cantinela que tan poco gusta a los entrenadores en apuros: 'Aguirre vete ya, Aguirre vete ya'.

El mexicano desafía la heladora corriente de opinión poniéndose en pie, frente al banquillo. 'No he pensado en dimitir', decía con media sonrisa en la primera carga de profundidad de los periodistas. Las excusas comenzaban a salir a borbotones. 'Está siendo una semana bastante rara. Somos los mismos que ligamos quince partidos sin perder. No se nos puede olvidar haber jugado al fútbol.

Ahora sólo pienso en mañana y esperar sacar los tres puntos ante el Athletic'. La maldición de los grandes también salió a la luz para enrojecer aún más el rostro del mexicano. 'Mira. Tienes razón en lo que dices. El otro día regalamos el encuentro al Valencia. Ante el Madrid hicimos un gran partido y justo cuando empatamos, en el último minuto regalamos un penalti inadmisible Sí. Tenemos un déficit contra los grandes, pero hay tiempo para resarcirse', explicaba como podía.

Pero habría mucho más tiempo para hablar de regalos, como los de anoche: 'La primera parte, la regalamos. Dimos demasiado respeto al rival. No estuvimos en el partido. Fuimos demasiado tranquilos. Ellos, con ese talento, nos complicaron demasiado el partido. Necesitábamos mayor empuje y en eso andábamos cuando llegó el penalti. Intentamos la heroica, pero no dio resultado. El Barcelona ha sido superior. La eliminatoria está complicada, pero no vamos a tirarla'.

Las preguntas no le gustaban al técnico, sobre todo una sobre el marcaje a Messi, 'le intentamos marcar con dos hombres escalonados, pero' y el Atlético decidió acortar la rueda de prensa, mientras a Aguirre se le escuchaba: '¿Dé que medio son los periodistas que me preguntaron?'.

Guardiola, en cambio, era el aire de la tranqulidad. Se anudaba la bufanda con la misma clase que Messi gambeteaba y tumbaba a los rojiblancos. Pero él no quiere que los focos le apunten: 'Ni yo mismo esperaba que todo fuera tan bien. Yo sabía que no teníamos tiempo a principio de temporada. Pero el triunfo es de los jugadores, son ellos los que hacen buenos al club y a la institución. Estoy satisfecho con el comportamiento y orgulloso de haber sido elegido para entrenarlos'.

El técnico del Barcelona no quiere que el entorno hable de titulares y suplentes. 'Que quede claro, que los titulares los selecciono yo. Aquí no hay distinciones. El resto es un grupo de jugadores extraordinarios que lo hacen fenomenal. Sabía que íbamos a realizar un gran encuentro. Nuestro mediocampo es fenomenal', proseguía mientras apuntaba que a Messi 'no le he dicho nada, sólo le he dado la mano, como a los demás'. Claro que, por último, Pep mandaba un recado a los triunfalistas: 'Nos enfrentamos al Atlético, nunca se rinde y la próxima semana el partido será complicado. Todos los Barça-Atleti lo son'.