Publicado: 07.03.2014 13:35 |Actualizado: 07.03.2014 13:35

Nuevos testigos muestran la imprudencia de Pistorius con las armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hirviente Oscar Pistorius disparó su pistola por el techo abierto de su coche tras una discusión con un agente policial, dijo su exnovia Samantha Taylor ante un tribunal el viernes, quinto día del juicio por el asesinato de Reeva Steenkamp.

En su declaración en el Tribunal Superior de Pretoria, describió cómo el atleta olímpico sudafricano, de 27 años, gritó a un policía después de que el coche en el que viajaban fuera detenido por ir a gran velocidad por el sur de Johannesburgo en septiembre de 2012. Tras ver la pistola de Pistorius en el sillón del coche, el oficial la recogió y vació el cargador en el suelo del vehículo, lo que ocasionó un exabrupto de Pistorius, dijo Taylor. Cuando el policía les permitió seguir su camino, Pistorius y el conductor, un amigo llamado Darren Fresco, comenzaron a bromear sobre disparar contra un semáforo, conocido en Sudáfrica como robot, dijo Taylor.

"Oscar estaba muy enfadado", dijo Taylor, que iba sentada en el asiento trasero en el momento del incidente. "Después bromeaban y decían que querían disparar contra un robot". "Dos minutos después, vi a Oscar tomar la pistola y disparar por el techo abierto del coche. Un sonido muy alto. Ambos se reían", dijo. Este testimonio llega dos días después de que el tribunal escuchará cómo Pistorius disparó accidentalmente una pistola bajo la mesa de un restaurante repleto de Johannesburgo - justo al lado de un niño - y luego pidió a su amigo Fresco que asumiera la responsabilidad.

Además de ser acusado del asesinato de Steenkamp el día de los enamorados de 2013, Pistorius afronta tres cargos relacionados con posesión de armas, dentro de los intentos del fiscal de retratarle como obsesionado con las armas. Pistorius niega el asesinato y afirma que confundió a Steenkamp con un intruso cuando le descerrajó cuatro tiros a través de la puerta cerrada del cuarto de baño en su lujosa casa de Pretoria. Si es hallado culpable, podría pasar al menos 25 años en la cárcel.

Samantha Taylor, que rompió con Pistorius cuando él comenzó a salir con Steenkamp, modelo y licenciada en derecho, también relató otros dos incidentes en los que Pistorius usó una pistola. El primero fue cuando saltó del coche a las puertas de su complejo residencial de Pretoria y puso su pistola contra la ventana de un BMW negro que parecía haber estado siguiéndole. El segundo fue cuando la despertó en mitad de la noche tras escuchar un ruido en el baño del dormitorio. "Algo golpeó la ventana del cuarto de baño y Oscar me despertó preguntándome si lo había oído", dijo Taylor, diciendo que probablemente el ruido lo generó una tormenta. "Se levantó con el arma y salió de la habitación".

Pistorius presentó una declaración jurada en la que dijo que no había comprobado si Steenkamp estaba aún en la cama antes de ir al cuarto de baño, donde creía que había un intruso que resultó ser la joven. Varios testigos han relatado que escucharon gritos femeninos procedentes de la casa antes de los disparos.

A Pistorius le amputaron la parte inferior de las piernas de niño pero adquirió fama internacional como "el hombre más rápido sin piernas", corriendo con prótesis de fibra de carbono. Tras ser atleta paralímpico, fue incluido en los Juegos Olímpicos de 2012, donde disputó la semifinal de los 400 metros.