Público
Público

La ocasión que no tuvo Jarque

El defensa del Sevilla no se pone plazos para volver a los terrenos de juego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya no hay lágrimas ni de pena ni de alegría. El gesto de Sergio Sánchez (Mataró, 1986) refleja normalidad. Ha recuperado la cotidianidad de tantas y tantas temporadas. Se sienta en la sala de prensa de la ciudad deportiva del Sevilla recién salido de la ducha, con el pelo aún mojado después de un entrenamiento más como un jugador cualquiera. Lo mismo que había hecho durante muchísimos años, pero que una dolencia cardiaca ha aparcado durante casi un año. Se sentó este miércoles ante los micrófonos para contar que está bien, que quiere jugar y que los doctores le han dado garantías para volver al fútbol sin problemas. El año termina de la mejor manera posible después del horrendo comienzo con el anuncio de su retirada.

Para un día tan especial, algunos miembros de su familia y su pareja acudieron a su primera comparecencia de prensa otra vez como futbolista. 'Ya llevaba un mes poniéndome al máximo en el asunto pulsaciones para ver, después de cierto tiempo, si el corazón era capaz de soportarlo. Y hemos visto que sí. Mi corazón ha respondido bien a pleno rendimiento, sin ningún tipo de anomalía. Así que sólo queda un proceso burocrático que llevará unos días para estar disponible para el míster. Será cuestión de una o dos semanas', aseguró el futbolista del Sevilla.

Un par de horas antes, Sergio aguantó sin problema alguno la paliza que el preparador físico del Sevilla, Toni Servera, había preparado para comenzar la jornada. Series de sprint y cambios de ritmos sin el menor problema. Luego, por la tarde, afrontó otra sesión en el que el protagonismo ya fue del balón.

'Se le ha manifestado que es apto para jugar al fútbol, siempre con los controles pertinentes sobre un jugador de esta tipología. La última etapa de recuperación del jugador ha sido un entrenamiento progresivo que, actualmente, cuenta con un informe positivo para volver a pisar un terreno de juego', informó el jefe de los servicios médicos del Sevilla, el doctor Juan Ribas.

Tanto el club como el jugador consideran que su reintegración en el grupo puede ser un impulso positivo para campear la racha de malos resultados. 'Puedo aportar un poco de aire fresco, la alegría y optimismo que tengo se pueden trasladar al campo'. El catalán descartó de forma taxativa la idea de ser cedido durante lo que resta de temporada para tener los minutos que quizá no tenga en el Sevilla.

Ya ha tenido una conversación con Gregorio Manzano para organizar su vuelta al equipo, aunque no quiso aclarar cuál fue el contenido de esa charla.

Mucho más concreto estuvo a la hora de los agradecimientos y recordatorios en día tan especial. Familiares, amigos y, cómo no. Dani Jarque. 'Ojalá hubiera tenido esta oportunidad', dijo el defensa en recuerdo de su amigo fallecido.