Público
Público

El partido más esperado

Guardiola medita repetir el once que vapuleó al Panathinaikos con el cambio de Mawxell por Abidal, baja en el Calderón. El concurso del Kun, con problemas físicos, parece complicado, aunque Quique no lo descarta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los aficionados al fútbol se frotan hoy las manos a la espera de que el reloj marque las siete. La tercera jornada de Liga depara un duelo en el Vicente Calderón que en los últimos años se ha solucionado tras un atracón de fútbol ofensivo. Esos encuentros locos que tanto gustan a la hinchada y desesperan a los entrenadores. 'Cuando dos equipos quieren atacar, cada uno a su manera, y marcar goles, se dan partidos como los que juegan Barça y Atlético de Madrid', resumió ayer Guardiola.

En Liga, con el de Santpedor como técnico, el Barcelona todavía no conoce la victoria en el estadio del Manzanares el encuentro de la temporada pasada terminó 2-1, y 4-3 el de la anterior. 'Tampoco son 50 años perdiendo, son sólo dos', espetó ayer el entrenador azulgrana restando trascendencia al dato. 'No tengo sensación obsesiva por vencer en el Calderón', concluyó.

'Si tenemos que ganar el partido pensando en años anteriores, no tenemos nada que hacer. Nuestra idea es conocida, hacemos lo que al Barça no le conviene. Queremos alejar el talento de nuestra portería', agregó desde el otro banquillo Quique Flores.

Pendiente del estado físico del Kun, renqueante en los últimos días por culpa de un esguince de rodilla 'yo prefiero que juegue', aseguró Guardiola', el conjunto colchonero, líder del torneo, recibe esta tarde al campeón, que no podrá contar seguro con Abidal. El francés viajó ayer a Martinica alarmado por la delicada salud de su abuelo.

Sin el zaguero, el preparador catalán podría repetir el once, cosa poco habitual, que el martes vapuleó al Panathinaikos en partido de Liga de Campeones; con el único cambio de Maxwell en el lateral izquierdo como sustituto del galo. Aunque con el de Santpedor nunca se sabe. Con Jeffren lesionado, Guardiola recurrió a Thiago, volante del Barça B, que ayer fue suplente ante el Elche, para completar la convocatoria.

Respecto al concurso de Agüero, que ahora mismo parece complicado, Quique Sánchez Flores no quiso dar pistas. 'Vamos a ver hasta el último momento si es posible que juegue, pero sólo va a jugar si está en condiciones de hacerlo, y si tenemos la más mínima duda, no jugará', aseguró el entrenador del Atlético.

Desde que aterrizó en el Calderón en 2006, el Kun Agüero le ha marcado seis goles al Barcelona, cinco desde que comparte pareja en la delantera con Diego Forlán, que, con la camiseta rojiblanca, también le ha endosado cinco tantos al Barça.

Como ya ocurriera la temporada pasada, ambos técnicos se deshicieron ayer en elogios a la hora de analizar el juego de su rival. 'El Atlético de Madrid es un equipo muy ordenado, como todos los de Quique. Ataca muy bien por fuera a través de sus puntas, juega con los extremos muy abiertos y utiliza su virtud histórica: las contras. Tienen muy buen juego defensivo y ofensivo y también una gran afición', señaló Guardiola.

'Junto al mío, el Barcelona es el único equipo del que me gustan todos sus futbolistas. Individualmente son buenísimos, aunque destacan por su juego en conjunto', apuntó por el bando atlético Quique. Y advirtió: 'Será un partido emocionante, que nos va a llevar hasta la máxima concentración posible, pero si queremos ganar al Barça sabemos que tenemos que rozar la perfección'.