Público
Público

Una pastelería culé celebra la victoria del Barça con manitas de chocolate

Aunque la victoria no tiene precio, el dulce manjar cuesta cinco euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras la victoria del Barça ante el Real Madrid, la alegría no se ha limitado al post partido. La pastelería Cristian Escribà, en Barcelona, ha querido plasmar en chocolate la dulce victoria, alargando el buen sabor que el pasado lunes obtuvieron en el Camp Nou todos los culés.

Con una gran manita de chocolate recuerdan de forma divertida la aplastante victoria (5-0) azulgrana al equipo de Mourinho. Un chocolate que, por muy amargo que pudiera ser, seguro que para los aficionados del Barça sabe como el más dulce. El representante de la pastelería, a la pregunta de qué tipo de chocolate están hechas, responde: 'Tendrías que probarlo' 

Desde la propia pastelería cuentan que la idea surgió al cuestionárselo el canal de televisión catalán TV3. Definen el dulce como 'un producto simpático y el 5-0 es un hecho histórico'. Respecto al lema cómete la manita se escribió incialmente en castellano pero 'no nos queremos cerrar a la gente que no hable catalan' aunque reconoce que hay consumidores que les han pedido el mensaje en catalán.

'Es un producto simpático y el 5-0 es un hecho histórico'En cuanto a las ventas, se muestran satisfechos porque 'van muy bien';  por cinco euros, muchos clientes se la llevan para regalar a sus amigos o familiares. Aunque hay clientes de todos los tipos que 'buscan algo original', las personas que compran este dulce lo hacen para 'enseñarselo a algún fan del Real Madrid' o para llevarlos a la oficina, como asegura el representante de la pastelería: 'Hoy nos han pedido 25 manos'.  

La pastelería Cristian Escribà no es la primera vez que hace algo así. El representante recuerda la anécdota de cuando el Barça jugó en París y hubo problemas por el reparto de las entradas. 'Nosotros escaneamos una de una entrada y las hicimos en chocolate con el lema Nosotros sí tenemos entradas para París.

En otra ocasión, también se inventaron una porra en la que las personas que apostaban, 'quien ganase se llevaba su peso en chocolate'. Hasta con las elecciones crearon un producto: los típicos paniyets personalizados con la caricatura de los políticos que se presentaban, 'con una base de limón y frambuesa que simulaba la bandera catalana'.

Esta pastelería ha encontrado una forma divertida y rentable de vender sus productos ya que 'no es muy costoso'. A pesar de que 'el beneficio no es muy elevado, es preferible a una campaña de publicidad'.