Publicado: 05.01.2016 22:16 |Actualizado: 05.01.2016 22:22

Una penalización priva a Barreda del triunfo y del liderato en la general del Dakar

El español, penalizado por exceso de velocidad. Loeb sigue intratable en coches

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Barreda, durante la etapa del Dakar de este lunes. REUTERS/Marcos Brindicci

Barreda, durante la etapa del Dakar de este lunes. REUTERS/Marcos Brindicci

JUJUY (ARGENTINA).- El español Joan Barreda (Honda), fue penalizado con un minuto por exceso de velocidad, lo que le privó del triunfo en la etapa de y del liderato en la clasificación general. Con esta sanción al español, el argentino Kevin Benavides (Honda) se adjudicó un histórico triunfo en esta tercera etapa que se disputó entre Termas de Río Hondo y Jujuy.

De esta manera, el salteño se impone con un tiempo de 2h31m03s por delante del portugués Paulo Gonçalves (Honda) y el francés Antoine Meo (KTM), pentacampeón del mundo de enduro, salta a la tercera colocación.

Además de Barreda, Pablo Quintanilla (Husqvarna) y Olivier Pain (KTM) fueron los penalizados en esta jornada. Tras estos resultados, el eslovaco Stefan Svitko (KTM) asume el liderato en la clasificación general, tras finalizar cuarto en la etapa de hoy.

Con el dorsal 6, Barreda se había impuesto con un tiempo de 02h30m37s, pero la penalización lo dejó quinto en la jornada de hoy tercero en la general, detrás del Benavides.



Por su parte, en coches, el francés Sébastien Loeb (Peugeot) sigue intratable en este inicio de Rally Dakar tras sumar una nueva victoria, la segunda en tres jornadas. El alsaciano se afianzó como claro dominador por delante de la incredulidad de los Mini de Al-Attiyah y compañía, mientras que Carlos Sainz sigue su mejora con una segunda posición en meta este martes.

Loeb terminó la especial como un tiro pese a que el recorrido no le era 'a priori' tan favorable como el del lunes, cuando se impuso con todavía más solvencia. El mal tiempo, que obligó a recortar la etapa, no perjudicó a un francés que debuta en el Dakar y lo está haciendo con pleno de victorias en cuanto a etapas largas, pues solo no ha ganado el prólogo inicial.

Lo mínimo que puede decirse es que el piloto del Peugeot 314 no se confió en los últimos kilómetros sino que mantuvo a raya a todos sus rivales. En meta le sacó 1:23 minutos a su compañero Carlos Sainz, en una buena jornada para el español que le permite escalar hasta la décima posición en la general provisional, a 12:20 de un Loeb que quiere sumar este Dakar a sus 9 títulos de campeón del WRC.

Loeb va muy bien, y prueba de ello fue la ventaja que sacó a otros pilotos más veteranos como Giniel De Villiers (Toyota), que llegó cuarto a 2:02 del francés y por detrás del jeque catarí Nasser Al-Attiyah (Mini), tercero a 1:25 y discreto, como el resto de los Mini. El finlandés Mikko Hirvonen se sitúa a 2:49 mientras que Stéphane Peterhansel terminó a 2:52 por detrás de su compañero de equipo.

Peor le fueron las cosas de nuevo a Joan 'Nani' Roma. El campeón en 2014 en coches y en motos en 2004, llegó a meta duodécimo con 6:37 minutos perdidos, que sumados a los 46:48 minutos cedidos este lunes le dejan ya demasiado lejos de la cabeza. Todavía queda mucho Dakar, pero el de Folgueroles deberá evitar sufrir más problemas si quiere pugnar por su tercer Dakar.

Por otro lado, el sudafricano Brian Baragwanath (Yamaha) venció en quads y se sitúa segundo en la general a 4 minutos del liderato, en manos del chileno Ignacio Casale (Yamaha), mientras que el checo Martin Kolomy (Tatra) fue el más rápido en camiones en la tercera etapa. En este categoría, el líder es el holandés Hans Stacey (MAN).