Público
Público

Raúl cree que su suplencia tenía que llegar "tarde o temprano"

El capitán del Real Madrid acepta su condición de suplente y admite tener una relación "buenísima" con Pellegrini

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Raúl comienza a aceptar lo evidente: su suplencia en el Real Madrid. 'Es una situación que tarde o temprano tenía que llegar', reconoce el capitán blanco. No le resulta agradable, mucho menos después de que su actuación en Riazor, donde dispuso de dos grandes ocasiones ante Aranzubia, no terminó con un gol. 

'Ahora llevo tres meses participando menos', ha afirmado en rueda de prensa. 'Hay que llevarlo con naturalidad, tener más humildad', asegura. Pese a sus últimas ausencias en el once inicial, Raúl se siente 'un privilegiado' porque en los últimos 15 años ha jugado 'prácticamente todo'. 

De momento, el capitán del Real Madrid no se plantea su futuro y asegura que su 'presente' está en el club merengue. 'Ya habrá tiempo de hablar del futuro y de lo que pueda pasar', reconoce. Aún así, ese futuro no está tan lejos, ya que Raúl finaliza su contrato en 2011, momento en el cual tendrá que decidirse sobre su renovación. 

Hasta entonces Raúl promete sentirse 'igual de importante' y aceptar su 'papel y función' en el equipo. Asegura que físicamente se encuentra 'bien' y que su relación con Pellegrini es 'buenísima'. El delantero madridista no se sorprende por la atención mediática. 'Todo lo que pasa a mi alrededor tiene una trascendencia, pero después de 15 años lo llevo bien', afirma. 

Raúl quiere quitarle importancia a su suplencia y desea centrarse 'en el equipo y en las dos competiciones que queremos conquistar'. Para ello el Real Madrid tendrá que recortar la 'ventaja importante' del Barcelona, aunque Raúl cree que 'todavía queda mucho'. 'Tenemos poco margen de error y debemos esperar que ellos puedan cometer alguno para poder aprovecharlo', añade. 

Un Barcelona que según el capitán blanco 'va lider por méritos propios', aludiendo a la eterna polémica arbitral entre ambos clubes. 'Las circunstancias de un partido, que unas veces favorezcan a unos y otras a otros no tienen nada que ver', concluye.