Público
Público

El Real Madrid pierde comba en Almería

Los de Schuster empatan (1-1) con escaso fútbol y dejan al Barça como líder en solitario. Además, el Sevilla se deja remontar en Valladolid (3-2)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid ha pinchado en su visita a Almería (1-1), resultado que no le permite seguir la estela del FC Barcelona en el liderato de la Liga BBVA tras la disputa de la novena jornada, en la que el Sporting de Gijón encadenó su cuarto triunfo consecutivo y en la que el Sevilla desperdició una ventaja favorable de dos goles para caer ante el Valladolid.

En el estadio de los Juegos del Mediterráneos, los pupilos de Bernd Schuster acusaron la baja de Ruud Van Nistelrooy y fueron incapaces de desplegar un juego efectivo en el mediocentro con Gago y Diarra formando en el doble pivote.

El Real Madrid intentó hacer daño por las bandas con Robben e Higuaín, muy abiertos, pero excesivamente individualistas. Pusieron en apuros a un Diego Alves, que se mostró muy sobrio ante las acometidas de los extremos madrileños.

Raúl, en su único remate en todo el encuentro, cazó con su cabeza en plancha un buen centro de Gonzalo Higuaín, que sorprendió al portero brasileño del Almería. En la segunda mitad, los de Arconada se aprovecharon de la lesión de Pepe, el mejor de los de Schuster en el primer acto, para incrementar el marco de Casillas.

Así, los andaluces buscaron la superioridad por la banda de Sergio Ramos con Crusat en plan estelar. Schuster reaccionó ante el acoso e introdujo a Van der Vaart y Guti para aumentar la posesión de balón. Sin embargo, cuando el encuentro agonizaba, el argentino Pablo Piatti aprovechó un centro de Crusat para anotar de potente zurdazo el tanto de la igualada. Los merengues, sin ideas ni tiempo, apenas inquietaron el marco de Alves, que sólo tuvo que intervenir ante un disparo de Robben.

Además, en El Molinón, el Sporting encadenó su cuarta victoria consecutiva (3-1) ante el Numancia y enterró el recuerdo del flojo inicio de temporada, en el que encajó 19 goles en los cuatro primeros partidos, y mira ahora hacia puestos europeos.

Y eso que los asturianos no empezaron con buen pie su encuentro con los numantinos, que se adelantaron mediada la primera parte después de una salida en falso de Cuellar, que Alvaro Antón anotó de certero cabezazo. El Sporting no se vino abajo, e impulsado por un Molinón sin un asiento libre, presionó hasta lograr el tanto del empate después de que Luis Morán se aprovechara de un rechace de la defensa numantina.

En la segunda mitad, los de Manolo Preciado empezaron dormidos y Alvaro Antón estuvo a punto de aumentar su cuenta particular. Sin embargo, apareció Mate Bilic, el croata se aprovechó de un error en cadena de la defensa de Kresic para anotar ante Juan Pablo. El delantero firmó un nuevo doblete después de culminar un penalti de Pavón sobre Diego Castro.

En Montjuïc, el Espanyol profundizó (1-0) en la crisis de Osasuna, que lleva cuatro partidos sin conocer la victoria, tres desde que José Antonio Camacho se hiciera cargo del equipo. Los 'rojillos' volvieron a evidenciar una clara falta de gol, frente al gran acierto mostrado por los de 'Tintín' Márquez, que en una de las pocas ocasiones de las que gozaron sentenciaron el partido.

Raúl Tamudo, que en la primera parte había errado un penalti, no perdonó a la segunda que tuvo. En el minuto 62, Nené lanzó un balón en largo para el capitán que aprovechara un fallo de Flaño para marcar con un toque sutil. Con esta derrota, Osasuna sigue colista con cuatro puntos.

Por su parte, el Sevilla cayó por segunda jornada consecutiva en su visita al José Zorrilla, al desperdiciar una ventaja favorable de dos goles para acabar sucumbiendo por 3-2. El Sevilla se adelantó después de que Renato aprovechará un buen pase de Navas al contragolpe. El canterano también fue protagonista en el segundo al culminar una gran asistencia de Enzo Maresca.

Los hispalenses, que habían cobrado una ventaja injusta visto los méritos de uno y otro en el campo, recibieron como un jarro de agua fría el tanto de Sesma al borde del descanso, cosa que hizo que los de Mendilibar salieran con moral en la segunda parte.

Cannobio, que entró en el descanso por Damián Escudero, fue el gran revulsivo de los de Pucela con dos tantos, el segundo de espectacular libre directo que se coló por la escuadra de Andrés Palop. El Sevilla se quedó tan helado con el tanto castellano, que no volvió a tirar a puerta en todo el encuentro.

En el Colombino, el Recreativo desaprovechó una buena ocasión para salir de los puestos de descenso, tras empatar (1-1) con un Getafe bastante mediocre, que se empeñó en tirar desde fuera del área, pero que obtuvo su premio en el minuto 82. Los onubenses se adelantaron en el marcador con un remate a bocajarro de Javi Guerrero, que enganchó un buen centro de Tornavaca.

Sin embargo, el dominio andaluz se tornó en pesadilla cuando Bouzón se excedió en una entrada a Granero, el mejor de los de Víctor Muñoz, y fue expulsado. El Getafe se acercó y Albín cabeceó a las mallas un gran centro del canterano del Real Madrid.