Publicado: 23.10.2014 23:26 |Actualizado: 23.10.2014 23:26

El Sevilla se frena en Bélgica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El empate a cero logrado por el Sevilla en el campo del Standard Lieja belga le vale al conjunto español para mantenerse de líder del Grupo G tras la tercera jornada de esta fase de la Liga Europa, pero los de Unai Emery fueron de mas a menos y pasaron al final apuros ante un rival que se creció.

Llegó el conjunto andaluz a Lieja con un panorama muy diferente al de la temporada 2008-09, cuando el Standard presentaba un equipo potente que superó por 1-0 al Sevilla de Manolo Jiménez en esta misma competición.

Ahora asistió con media entrada en el Maurice Dufrasne, un estadio con capacidad para unos veinticinco mil espectadores, y con la afición local muy enfadada con los dirigentes del club belga y con la trayectoria deportiva del equipo, lo que incluso motivó que la pasada semana cesara en sus funciones el entrenador, el israelí Guy Luzon, y que en este encuentro ejerciera como técnico su ayudante, el serbio Iván Vukomanavic.

Así, el entrenador sevillista, Unai Emery, dispuso como titulares hasta siete jugadores que no salieron desde el inicio el pasado domingo en Elche, entre ellos un debutante en un partido oficial, el central Alejandro Arribas, contratado esta campaña procedente del Atlético Osasuna.

El conjunto español no especuló en el principio y llevó el control del partido, con la posesión del balón y los intentos de hacer daño al meta francés Yohann Thuram, quien fue una de las apuestas más novedosas de Vukomanavic al sustituir al japonés Eiji Kawashima.

El Sevilla, con el argentino Éver Benega en la misión dar juego a las bandas y al delantero centro, en esta ocasión el francés Kevin Gameiro, quien volvió al equipo en Elche y logró marcar (0-2) tras una larga lesión, tuvo poco poder a la hora de cerrar las jugadas de ataque pese a que estuvo casi siempre cerca del área rival.

La formación belga, por su parte, se vio algo en el último cuarto de hora del primer período, pero un par de lanzamientos de saques de esquina fue su mayor peligro, aunque sí equilibró la posición del balón con los sevillistas.

En la segunda parte, el equipo belga quiso seguir en la progresión que se le vio en la fase final de la primera y salió con bastante más intensidad que su adversario, con lo que llegaron las primeras intervenciones del meta portugués Antonio Alberto Bastos 'Beto'.

Emery reaccionó y sacó del terreno a Gameiro, no antes de que el francés tuviera una buena ocasión de marcar de cabeza y de que Vicente Iborra también estrellara un balón en la cepa del poste, y a José Antonio Reyes, para dar entrada al colombiano Carlos Bacca y a Denis Suárez.

Para entonces el Standard se había envalentonado y el partido estuvo abierto, aunque en este intercambio de golpes, Bacca, recordado por la afición local por su pasado en el Brujas belga, enseñó su capacidad de hacer daño ante las metas rivales.

En esa dinámica, en la que el Sevilla no supo controlar el ímpetu de sus rivales, se entró a los últimos minutos del partido en el que ambos equipos gozaron de ocasiones para desequilibrar el marcador, sobre todo el conjunto local ya en la prolongación, por lo que los visitantes incluso dieron por bueno el empate.

0 - Standard Lieja: Thuram; Milec, Ciman, Jorge Teixeira, Van Damme; Faty; Mpoku, Trebel, Enoh (Louis, m.67), Mujangi Bia (Jonathan Viera, m.79); y De Camargo (Vinícius Araújo, m.90).

0 - Sevilla FC: Beto; Diogo Figueiras, Carriço, Arribas, Fernando Navarro; Krychowiak, Iborra; Aleix Vidal (Deulofeu, m.78), Éver Banega, Reyes (Denis Suárez, m.64); y Gameiro (Bacca, m.63).

Árbitro: Hüseyin Göçek (Turquía). Amonestó a los locales Mujangi Bia (m.17) y Trebel (m.50) y a los visitantes Arribas (m.39), Fernando Navarro (m.51), Éver Banega (m.53) y Krychowiak (m.80).

Incidencias: Partido de la tercera jornada en el Grupo G de la Liga Europa, disputado en el estadio Maurice Dufrasne ante unos doce doce mil espectadores. Media entrada. Terreno de juego en buenas condiciones.