Publicado: 29.11.2015 23:33 |Actualizado: 29.11.2015 23:33

El Sevilla saca a Nuno del Valencia; Aduriz martillea Vallecas

El técnico del Valencia dimite tras la derrota de su equipo en el Sánchez Pizjuán (1-0). El equipo ché terminó con nueve. El Athletic vence al Rayo con triplete de su ariete.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El entrenador del Valencia, Nuno Espírito Santo, durante el partido en el Sánchez Pizjuán. /EFE

El entrenador del Valencia, Nuno Espírito Santo, durante el partido en el Sánchez Pizjuán. /EFE

MADRID.- El Sevilla hurgó en la herida (1-0) de un Valencia sin alma y con muy poco fútbol que terminó con nueve jugadores en el Ramón Sánchez Pizjuán, sumando los tres puntos gracias a un tanto del debutante Escudero. Nuno, técnico valencianista, da a entender que abandona el cargo. Mientras, Aduriz fulminó (0-3) al Rayo con tres goles en Vallecas para el Athletic.

Se medían en la capital andaluza, en la decimotercera jornada, dos equipos con altas aspiraciones en horas bajas. Los de Unai Emery se asentaron en mitad de la tabla con 18 puntos recuperando el sabor de la victoria tras caer el pasado fin de semana ante la Real Sociedad y hacerlo también entre semana ante el Mönchengladbach, donde se despidieron de la Liga de Campeones.



No brilló el Sevilla pero tampoco lo necesitó ante un Valencia que se congratuló de no tener a su afición cerca. La afición 'che' tendrá claro su culpable después de un duelo que eso sí se les complicó con la expulsión por doble amarilla de Cancelo a los 35 minutos. Sin embargo, ni antes ni después de quedarse con uno menos, el Valencia dejó claras sus intenciones.

El Sevilla progresó y creó hasta que en la segunda mitad un gran pase de Banega terminó en el tanto de un Escudero que hacía su debut liguero con los sevillistas. Sin especial inspiración pero con llegadas, los de Emery jugaron un cómodo encuentro ante un Valencia que no supo reaccionar.  A pesar de no hacer méritos, lo corto del marcador y una falta lateral en la última jugada del encuentro pudo traer el empate valencianista.

Nuno, adiós al Valencia

Tras el choque, Nuno Espirito Santo dio a entender que su etapa al frente del banquillo ché había llegado a su fin y varios medios de comunicación dan por hecha su marcha a falta de confirmación oficial. El portugués compareció "triste" en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán, pero "muy orgulloso" de su etapa en el Valencia, y se mostró "eternamente agradecido porque ha sido un orgullo haber sido entrenador del Valencia".

Nuno, sin embargo, no dijo de forma explícita que haya presentado su dimisión, pero informó de que mañana, lunes, mantendrá una reunión con la presidenta del Valencia, Lay Hoon Chan. Hace ya tiempo que la afición valencianista no está nada satisfecha con la labor del técnico, que habría anunciado a Lim su decisión este domingo por la mañana, antes de la disputa del encuentro ante el Sevilla. Dani Parejo, el capitán del Valencia, confirmó que Nuno les había comunicado a los jugadores que no va a seguir.

Aduriz, verdugo del Rayo

Por su parte, el Athletic consiguió una importante victoria, para quedarse a las puertas de Europa, en Vallecas ante un Rayo de Paco Jémez (0-3) que no se encontró en ningún momento sobre el césped y se dedicó a esperar que los daños fueran los menos posibles y terminara el encuentro, en una nueva exhibición de Aritz Aduriz, tras darle el liderato del grupo en Europa, alcanzando los 10 goles en liga.

Con 4.000 aficionados del equipo rojiblanco en la grada, el conjunto vasco tuvo el aliento de su público como si jugara en San Mamés. Y desde el primer minuto no defraudó, tanto es así que fue en ese instante cuando se puso por delante por mediación de Aritz Aduriz. Con un Rayo Vallecano entregado, jugando a merced del Athletic, cedió un penalti dudoso que el ariete volvió a introducir en la red.

La segunda parte siguió por el mismo camino. El Rayo comenzó presionando más arriba, pero el Athletic, bien colocado sobre el terreno de juego, apenas sufrió. Aduriz cerró una tarde brillante anotando el tercero en su cuenta personal -vigésimo tanto en el mes de noviembre- y permitiendo que los rojiblancos se llevaran los tres puntos. La expulsión de Laporte mediada la segunda mitad quedó en anécdota ya que el equipo madrileño no la supo aprovechar, mermado por un resultado tan abultado.

Etiquetas