Público
Público

Sevilla y Zaragoza se citan en cuartos de final de la Copa

Los de Míchel pierden en casa ante el Mallorca (1-2), pero hacen bueno el 0-5 de la ida. Los maños se imponen en casa al Levante (2-1)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sevilla y Zaragoza han sellado su pase a los cuartos de final de la Copa del Rey, donde pelearán entre ellos por un puesto en la semifinal. Los de Míchel, pese a caer (1-2) ante el Mallorca en el Sánchez Pizjuán, hicieron bueno el abultado resultado de la ida (0-5) en el Ono Estadi. Por su parte, los de Manolo Jiménez vencieron en casa al Levante por 2-0 para terminar de liderar la eliminatoria.

El equipo sevillista dominó la primera mitad sin prisa y con comodidad. Con ambos equipos optando por las rotaciones en sus 'onces' el duelo apenas tuvo ritmo en los primeros 45 minutos. El Sevilla buscó sus opciones ante un Mallorca desdibujado, en especial con Perotti, hasta que Manu del Moral abrió el marcador en el minuto 21, aprovechando la blanda defensa visitante en un córner. El delantero andaluz estuvo apunto de ser sustituido minutos antes por un tremendo golpe en la cabeza y oreja derecha con la bota de un rival.

Tras el descanso, Caparrós sin duda pidió más 'sangre' a los suyos pese a no tener casi ninguna opción, y en el Sevilla sucedió los contrario. Los locales se dejaron llevar por el marcador y apenas mostraron ganas por un partido sin miga. Con la entrada del fichaje de invierno sevillista Stepanovic, los de Míchel no experimentaron grandes cambios y, en especial, en defensa, los locales mostraban cierto desaire.

De esta forma, en apenas cinco minutos el Mallorca dio la vuelta al partido. Brandon Thomas y el canterano del Sevilla Alfaro pusieron el 1-2 en el minuto 51 y el 55 para el Mallorca, ante el silbido de la grada. Sin duda, el duelo era más un entrenamiento de cara al fin de semana y el conjunto de Míchel, sin margen de error en la Liga, mostró de nuevo una mala imagen con la que puede resultar complicado llegar a los puestos europeos.

Por su parte, el Zaragoza resolvió sin excesivos apuros su acceso a cuartos en un partido más práctico que brillante y que, además, aprovechó para fortalecer su debilitada moral como local esta temporada en la competición liguera. A pesar de tener que remontar la eliminatoria, el Levante cedió desde el comienzo la iniciativa a los locales en busca de aprovechar la más mínima duda de su rival y lanzar su arma preferida, el contragolpe. A los locales les costaba sacar rendimiento a la mayor posesión del balón y apenas eran capaces de llegar con peligro a la portería de Navas, que en los primeros veinte minutos apenas tuvo trabajo y solo destacó un remate de chilena de Víctor Rodríguez.

Superado el ecuador de la primera mitad, una volea de Aranda desde fuera del área no acertó a retenerla Navas y el balón suelto primero lo cabeceó Víctor Rodríguez camino del fondo de las mallas y Zuculini le dio el empujón definitivo, aunque su posición la protestaron los visitantes. Los levantinos seguían necesitando marcar dos goles para poner a su favor la eliminatoria, pero apenas variaron su disposición y sus intenciones sobre el terreno de juego.

Tras el descanso, los visitantes salieron algo más incisivos y se acercaron con algo más de peligro. Pero, la jugada que puso casi definitivamente imposible la eliminatoria a los hombres de Juan Ignacio Martínez fue una dura entrada de Rodas a Víctor Rodríguez que le costó la expulsión. El balón colgado de la falta le llegó a Montañés, completamente solo, que dispuso del tiempo suficiente para pensar dónde quería enviar su remate para marcar el segundo gol de su equipo.

Algunas cuentas pendientes del partido de Liga se revivieron, sobre todo en la grada, con la salida al terreno de juego del defensa Ballesteros que hizo temer que el enfrentamiento pasase a desenvolverse por otros derroteros. Con la eliminatoria vista para sentencia, al encuentro le sobraron los últimos minutos con dos equipos deseando que el reloj fuese un poco más deprisa.