Público
Público

Villa mide a Benzema

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llega la jornada de las dependencias. Como los análisis se hacen desde el resultado, sabremos si existe la Cristianodependencia, la Kakádependencia, la Messidependencia o la Silvadependencia. Excusas fáciles para justificar malas planificaciones o desembolsos irracionales.

Viene esto al caso por el partidazo de Mestalla, en el que se vislumbrará cuál es el segundo mejor equipo de la Liga BBVA hasta la fecha. El Madrid, aparte de Cristiano, demostró en Marsella hechuras de equipo competitivo, más solidario, con capacidad para ser práctico y para recibir pocas ocasiones de gol. Esa es la única receta posible ante un Valencia que mira a los ojos del club blanco y que no se siente inferior a nadie. Sabe que después de este partido quedará como candidato a todo o como el clásico Valencia que pelea por los puestos de Champions, que no es poco.

Hoy se vislumbrará cuál es el segundo mejor equipo de la Liga

Nos encontramos al impresionante pichichi, Villa, que pudo ser jugador del Madrid este verano, por el que Florentino Pérez no estuvo dispuesto a hacer una locura quizás se haya arrepentido ya y por el que, sobre todo, no quiso fomentar una herida más profunda entre una ciudad que antaño consideraba al Madrid un amigo.

Desde el fichaje de Mijatovic, el no fichaje de Mendieta, con el pirómano de Paco Roig por medio, la eclosión de una prensa local vocacionalmente antimadridista, el Madrid es considerado el enemigo acérrimo. Es un pecado que el mejor goleador de la Eurocopa y del fútbol español no juegue la Champions, le pese a quien le pese.

En el otro lado de la balanza está Benzema, el delantero de los 35 millones, que no convence, al menos de momento, a Pellegrini. Sus cuatro últimas suplencias así lo atestiguan. El francés puede llegar a ser un gran delantero, pero, si quiere ser el crack que nos venden, tiene que demostrar que es capaz de adaptarse al fútbol español más rápido. Cuentan que su enfado al no verse en el once del Camp Nou fue mayúsculo. Mayor debió ser el de Marsella, con Kaká ya en el dique seco. Puede que se vislumbre un enorme delantero, pero para el rol que está desempeñando, bien se podría haber quedado el club con Negredo, que, por cierto, es mucho más 9 de área, enviando un mensaje de esperanza a la ninguneada cantera blanca.

Veremos si la distancia entre los dos 9 es la que dicen los goles

El francés está a medio camino entre su compatriota Anelka (ahora se está viendo el grandísimo futbolista que llevaba dentro) y a mayor distancia de Ronaldo, el goleador que idolatra y pretende ser, pero al que nunca sustituirá. Básicamente porque el brasileño, como gran referencia goleadora, corría siempre hacia adelante, mientras que Benzema disfruta casi más viniendo a recibir y dando pases, que marcando. La potencia no les hace comparables en ningún caso.

Todo el foco de Mestalla en el ataque blanco sera para él y, en un partido de maxima exigencia, con el peso del escudo del Madrid que pesa mucho más que el del Lyon empezaremos a ver si la distancia entre Villa y Benzema es tan cristalina como la tabla de máximos goleadores: Villa, 11; Benzema, 3.