Publicado: 05.11.2014 09:37 |Actualizado: 05.11.2014 09:37

Y al decimotercer partido ¡Cristiano no marcó!

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Que un jugador no marque un gol en un partido no suele ser noticia. Sin embargo, tratándose de Cristiano Ronaldo anoche lo fue. El portugués, que lleva doce partidos encadenados perforando la portería rival, no pudo ante el Liverpool mantener su impresionante racha. Hasta ahora ha marcado 19 goles pero ayer no pudo superar al meta Simon Mignolet. Alcanzar el récord histórico de Raúl González fue convirtiéndose en una losa para el ahora '7' madridista a medida que pasaban los minutos.  Los 71 goles del delantero madrileño todavía siguen siendo el listón más alto de la historia de la Champions. 

Cristiano (70) sigue a un tanto y Messi (69) a dos. Precisamente, el argentino tiene esta noche ante el Ajax de Amsterdam la oportunidad de arrebatar a Cristiano el honor de ser el primero que supere la marca de Raúl. Tendría que anotar un 'hat-trick' para marcar otro hito en la historia del fútbol. Pero si no lo consigue, volverá a tener otra oportunidad la próxima jornada ya que el Barcelona juega su partido ante el APOEL, el 25 de noviembre, un día antes que los merengues, que visitarán al Basilea.

Anoche, el Bernabéu se quedó con las ganas de celebrar el récord de su ídolo. A los diez minutos, el portero del Liverpool le sacó la primera y a los 49 tuvo la más clara, cuando con todo a favor chutó con el interior del pie derecho y volvió a toparse con el cancerbero. El resto de sus intentos ya no vieron puerta hasta una falta que chutó blanda al centro de la portería. Ancelotti quitó hierro después del partido al asunto del récord: "No hemos hablado del récord, solo de preparar el partido. Ha jugado un partido muy bueno, ha tratado de combinar, pero no tenía mucho espacio, va a marcar a la próxima". Y preguntado por si el luso estaba frustrado, el técnico contestó de forma irónica: "Yo sí que estaba frustrado porque nunca marcaba, no creo que él lo esté porque no haya marcado en uno".

El otro protagonista del choque fue Gareth Bale, que volvió a jugar con el Real Madrid después de perderse cinco partidos en los que el equipo ha desplegado un gran fútbol gracias al esquema 4-4-2 con Isco y James acompañando en el centro del campo a Kroos y Modric. Sin embargo, la presencia del galés varía el planteamiento con el que el equipo de Ancelotti parece sentirse más cómodo.

El técnico italiano concedió a Bale 28 minutos en el partido en el que reaparecía tras superar una lesión muscular en el músculo piramidal derecho. Se estrelló con la madera a los 71 minutos Bale, rematando con su zurda de primeras un pase del brasileño Marcelo. Y estuvo muy rápido a los 84 minutos ganando carrera a Alberto Moreno y siendo derribado al borde del área cuando se iba a quedar solo ante el portero rival. Acabó el partido viendo como el colegiado le anulaba un tanto por posición ilegal.

Preguntado a James Rodríguez precisamente por la vuelta de Bale a la titularidad, el colombiano dejó claro que en el vestuario "nadie se enfada, Bale es un gran jugador y si él tiene que jugar siempre va a hacerlo. Nosotros tenemos que estar preparados y abiertos a todo".