Publicado: 15.03.2016 22:07 |Actualizado: 15.03.2016 23:30

Zidane planta cara a sus jugadores: se cansa de la falta de compromiso y de que busquen preparadores externos

El técnico francés ya ha tenido más de una seria conversación con los jugadores de puertas para dentro, como el domingo en Las Palmas. Considera que hay jugadores que no están comprometidos y les recrimina que acudan a servicios externos al Real Madrid.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
Zidane habla con sus jugadores en el entrenamiento previo al choque de ida contra la Roma. /REUTERS

Zidane habla con sus jugadores en el entrenamiento previo al choque de ida contra la Roma. /REUTERS

MADRID.- Todavía resuenan las palabras este pasado domingo de Zinedine Zidane en el interior del Estadio de Gran Canaria. Pero no sólo las duras manifestaciones que el técnico francés expuso en la rueda de prensa nada más finalizar el encuentro. Sino también la conversación “subida de tono” que Zizou mantuvo con sus jugadores de puertas adentro.

Porque lo que Zidane hizo públicamente ante los medios no fue sino una continuación de lo que ya tuvolugar dentro del vestuario. Una muestra más de la fuerte personalidad y el carácter del actual técnico del Real Madrid. Nada que ver con la imagen que muchos tienen de él. Cuando tiene que dar un puñetazo en la mesa, lo da sin temblarse el pulso. Y lo hará cuantas veces sea necesario y no este de acuerdo de cómo se hacen las cosas.



Pasemos pues a analizar detenidamente las palabras de Zidane para así poder entender con más precisión lo que le dijo a los jugadores y lo que piensa personalmente el técnico galo. Empezando por su frase lapidaria sobre el equipo de quien dijo que, jugando así “no va a ningún parte”, a lo que podríamos incluso añadir “no me voy contento y sí un poco preocupado por la segunda parte”. ¿Y qué es lo que le preocupa de esa segunda parte? Pues esencialmente lo que afecta al compromiso de los jugadores. La famosa actitud a la que ya se ha referido en alguna ocasión.

Si bien esto no se lo ha expuesto públicamente Zidane a los jugadores, el técnico galo está seriamente preocupado por la falta de compromiso de algunos jugadores de la plantilla. Una falta de compromiso que se refleja lógicamente en la actitud de estos dentro del terreno de juego. Ya no sólo en su disposición en cuanto al sacrificio colectivo, sino también en cuanto a su comportamiento y actuaciones que pueden llegar a perjudicar al resto de los compañeros.

Zidane achaca esta cierta “dejadez” o baja forma de algunos jugadores a lo que suele suceder cuando se acerca una gran cita de selecciones, tanto a nivel europeo como a nivel mundial

Y en algunos casos incluso esta cierta “dejadez” o baja forma la achaca a lo que suele suceder cuando se acerca una gran cita de selecciones, tanto a nivel europeo como a nivel mundial. Aquellos jugadores que saben pueden acudir a la cita empiezan a dosificarse porque quieren llegar en perfectas condiciones físicas a este momento. Y este verano no debemos olvidar que tendrá lugar la Eurocopa de Francia.

No entiende ni acepta que se busquen ayudas externas al Madrid

En donde si ha dejado las cosas bien claras Zidane a los jugadores, es en cuanto a su actitud respecto al Real Madrid. Ahora que es el máximo responsable del primer equipo no entiende los comportamientos de los jugadores a la hora de acudir a buscar ayudas externas al club en vez de intentar asesorarse dentro de la propia entidad.

El técncio no entiende, ni acepta ni comprende que los jugadores busquen preparadores físicos privados y totalmente ajenos al Real Madrid

Y es aquí donde el francés ha dejado las cosas bien claras a los jugadores. Empezando por lo que afecta a la parcela física. No entiende, ni acepta ni comprende que los jugadores busquen preparadores físicos privados y totalmente ajenos al Real Madrid. Más cuando el primer equipo del conjunto blanco cuenta desde la llegada del francés con Bernardo Requena, preparador físico de reconocido prestigio y que ha trabajado a las órdenes de Joaquín Caparrós, primero en el Sevilla y posteriormente en el Athletic de Bilbao, además de la Federación Española de Fútbol, entre otros.

Lo mismo que no acepta, y así también se lo ha manifestado a los jugadores, que se dediquen a buscar fuera a expertos que les hagan “dietas especiales”, cuando el club cuenta con sus propios expertos.

Todo este tipo de actitudes los considera un claro menosprecio al club por parte de los jugadores. Pero aquí sí ha sido muy claro a la hora de hacérselo saber a todos y cada uno de ellos. No puede ser que cada uno se monte la guerra por su lado. Ellos se deben a una institución y, les guste o no, deben asumir y aceptar todos los servicios que pone a su disposición. Es lo que hay y deben aceptarlo.

Espera que refrenden sus plenos poderes en el primer equipo

Esta actitud seria, plantando cara a los jugadores de la plantilla, no es ninguna pose del francés. Zidane es un defensor a ultranza de los valores del club y, en este caso, del Real Madrid. Este golpe de autoridad puede ser el primero de muchos más que podrían producirse en el futuro porque, como ya anunciamos en PÚBLICO el pasado 29 de febrero, el técnico francés va a tener plenos poderes en el diseño y configuración de la plantilla para la próxima temporada. Para el presidente Florentino Pérez, la figura de Zidane es intocable ahora mismo y sólo un cambio muy radical de pensamiento le llevaría a buscar otro inquilino en el vestuario.

Zidane ya sabe desde hace tiempo que cuenta con esa confianza ciega de la máxima autoridad del club, Florentino Pérez, y ahora espera que se haga oficial

Zinedine Zidane ya sabe desde hace tiempo que cuenta con esa confianza ciega de la máxima autoridad del club. Ahora sólo espera que se haga oficial, ya no tanto públicamente, sino en el propio seno de la institución. Y eso implica lógicamente el vestuario del primer equipo. Porque una vez se produzca, los jugadores ya no tendrán duda alguna sobre quien va a gravitar el diseño y planificación de la plantilla de la próxima temporada. Y, considerando todo lo anterior, está claro que el francés está dispuesto a realizar bastantes cambios respecto a la plantilla actual.

Así pues parece claro que Zidane ha puesto claramente las cartas encima de la mesa a todos los jugadores. Ha dejado patente sus galones y su compromiso con el Real Madrid. A madridismo no le gana nadie al francés. Ahora veremos cuál es la respuesta de los jugadores después de lo sucedido en el vestuario del Estadio de Gran Canaria. Este miércoles volverán a verse las caras en el entrenamiento después de los dos dias que ha dado de descanso.