Público
Público

ACS se lanza a la guerra de opas por Abertis contra la italiana Atlantia

La constructora de Florentino Pérez presenta, a través de su filial alemana Hochtief, otra oferta por la concesionaria española, que pagará en efectivo y en acciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El logo de Abertis en su sede en Madrid. E.P.

La constructora ACS, a través de su filial alemana Hochtief, ha lanzado una oferta pública de adquisición (OPA) por la totalidad del capital de Abertis, competidora de la ya planteada por la italiana Atlantia y que, al precio propuesto, supone valorar el grupo de concesiones en 18.580 millones de euros.

Con el lanzamiento de esta oferta, ACS abre con Atlantia una guerra de OPAs por hacerse con el grupo de autopistas y satélites, un proceso que, dado los plazos previstos en la legislación, se extenderá así unos meses. Por el momento, queda suspendido el plazo de aceptación que ya se había abierto sobre la oferta de la firma italiana.

La oferta contempla un pago en efectivo de 18,76 euros por acción (precio un 13,6% por encima del de 16,50 euros que plantea Atlantia) o en títulos de Hochtief en la proporción de 0,1281 acciones nuevas del grupo alemán por cada acción de Abertis (limitado a un máximo de 193,53 millones de títulos representativos del 19,5% del capital de la compañía alemana). La oferta está condicionada a lograr al menos el 50% más una acción de Abertis.

En cuanto a la financiación de la operación, Hochtief ha presentado su OPA con un aval otorgado por JP Morgan por 14.963 millones de euros, importe equivalente a la parte de la oferta que se plantea pagar en efectivo.

ACS busca fusionar Hochtief y Abertis en un líder de infraestructuras que cotizaría en Alemania

En la documentación de la OPA sobre Abertis remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ACS señala que pretende fusionar su constructora Hochtief y el grupo de concesiones Abertis en un grupo global de construcción y gestión de infraestructuras que cotizaría en la Bolsa alemana.

La fusión que plantea ACS daría lugar a un gigante mundial de construcción e infraestructuras, presente en cuarenta países, que sumaría ingresos de 24.800 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 4.300 millones de euros. El nuevo holding contaría con una división de construcción de infraestructuras, correspondiente al actual negocio de Hochtief, y otra de explotación y gestión, la que aportaría Abertis.

Plantea que Abertis deje de cotizar en la Bolsa española, con el fin de que la nueva compañía resultante de la integración se negocie en la Bolsa de Frankfurt.

En la documentación de la OPA , ACS descarta que tenga intención de vender activos de Abertis, como puede ser Cellnex (participada en un 34% por la empresa concesionaria), más allá de desprenderse de los títulos necesarios de esta filial de antenas de telefonía para evitar tener que lanzar una OPA forzosa sobre su capital, aunque dice que estudiará sus opciones con la división de satélite Hispasat (en la que controla un 90%).

Además, el grupo de Florentino Pérez avanza su voluntad de aumentar el dividendo, de forma que suponga repartir alrededor del 90% del beneficio neto del nuevo grupo, objetivo que, no obstante, condiciona a mantener el investment grade.