Publicado: 22.04.2014 13:07 |Actualizado: 22.04.2014 13:07

Recuperación, pero para los bancos: ganan 7.274 millones el año pasado tras las pérdidas de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos bancarios españoles han obtenido un beneficio atribuido de 7.274 millones de euros durante 2013, lo que significa que han dejado atrás la situación de pérdidas registrada en 2012 y han pasado así a un resultado positivo un año después.

Estos beneficios se explican por los significativos saneamientos extraordinarios realizados por las entidades financieras en 2012 ante los decretos aprobados por el Gobierno para sanear los balances de activos inmobiliarios, según datos presentados por la Asociación Española de la Banca (AEB).

En concreto, las dotaciones y provisiones ascendieron a 23.323 millones de euros durante 2013, un 40,6% menos que en el ejercicio anterior. Este menor saneamiento permitió compensar la disminución del margen de intereses. La tasa de mora se situó en el 8,6%, dos puntos porcentuales más que hace un año.

En una presentación titulada Fin de etapa: un nuevo capítulo, el presidente saliente de la patronal bancaria, Miguel Martín, ha indicado que el año 2013 ha sido un año "malo" porque la economía se contrajo un 1,2% y el paro se elevó al 26% de la población activa. "Pero en año malo, se cumplió con el programa de reforma de sector financiero y en segundo lugar Europa avanzó decididamente hacia la unión bancaria. El año ha ido de menos a más", ha explicado.

La AEB asegura que lo que llama banca sana ha aportado un total de 16.117 millones de euros a la reestructuración del sector financiero, lo que supone el 30,4% de los 53.081 millones del total entre ayudas públicas de capital y pérdidas ya materializadas, que han salido delFondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), según sus cálculos. Los bancos han asumido costes por importe de 7.911 millones vía FGD para rescatar las cajas de ahorros, a lo que habría que añadir 1.532 millones en aportaciones a la Sareb, el banco malo (a través de capital más deuda subordinada), y costes para rescatar a los clientes de cajas.

Martín ha instado a aprovechar las lecciones de la crisis para crear un nuevo sector "más sólido" y ha enfatizado que la banca sana es la que "sostiene" al sistema y a la economía. "¿Qué hubiera pasado si la banca sana se hubiera comportado como la banca a sanear?", ha reflexionado.

 Relevo en la presidencia

En la asamblea general de la AEB, como estaba previsto, se ha nombrado por unanimidad al exdirectivo del Banco de España José María Roldán nuevo presidente, en sustitución de Miguel Martín. Roldán, de 50 años, fue  entre 2000 y 2013 director general de Regulación y Estabilidad Financiera, esto es, responsable del departamento encargado de la normativa bancaria. La propuesta de la banca para que Roldán reemplazara a Martín derivó en una polémica con el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien expresó su "malestar" por considerar que el nombramiento no era "estético". Al final, los bancos han aguantado el pulso y han logrado que su candidato haya sido elegido presidente de la AEB.

El presidente saliente, Miguel Martín, ha asegurado que su sucesor "no ha favorecido en ningún momento" a la banca, al tiempo que ha destacado su labor en el Banco de España como "absolutamente neutral e independiente". "Ha hecho lo que tenía que hacer", ha asegurado Marín. Roldán liderará la AEB durante los próximos cuatro años. Miguel Martín renunció a optar a un tercer mandato al frente de la patronal bancaria. Martín, de 70 años de edad, comunicó esta renuncia a los grandes bancos a finales de 2012.