Público
Público

El Banco de Inglaterra teme que dejen de llegar préstamos desde la UE tras el Bréxit

Las entidades comunitarias y de otros países asociados concedieron cerca del 10% de los créditos a empresas británicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre habla por su móvil, frente al edificio del Banco de Inglaterra en Londres. REUTERS/Mary Turner

El Brexit podría dificultar la concesión de créditos por parte de la banca europea a las compañías británicas y algunas actividades de compensación de operaciones financieras una vez que Reino Unido abandone la UE, dijo el martes el Banco de Inglaterra.

Los bancos comunitarios y de otros países asociados concedieron cerca del 10% de los préstamos a empresas británicas, dijo el Comité de Política Financiera (FPC) del BoE en un resumen de su más reciente reunión celebrada el 20 de septiembre.

Actualmente, estos bancos funcionan muchas veces como sucursales, pero podrían tener que cambiar su estatus a filiales de pleno derecho después del Brexit, un proceso que podría tomar muchos meses.

"El riesgo de interrupción de la prestación de los servicios bancarios al por mayor británicos parecía ser ligeramente superior a lo que se pensaba anteriormente, dado que varias empresas del Área Económica Europea con sucursales en el Reino Unido no estaban suficientemente centradas en abordar este asunto", dijo el comité.

La Autoridad de Regulación Prudencial del BoE se dirigía a las firmas para mejorar el estado de planificación de contingencias, agregó.

El presidente ejecutivo del comité regulatorio, Sam Woods, dijo a Reuters la semana pasada que esperaba que se solicitaran 130 licencias para las sucursales existentes. "Las entidades tendrían que empezar a solicitar las autorizaciones en el primer trimestre de 2018", dijo el comité.

El comité también dijo que existía un "riesgo sustancial" de interrupción de las operaciones de compensación transfronterizas con derivados financieros.

La UE ha publicado un proyecto de ley que requeriría que la liquidación de las transacciones denominadas en euros se traslade en algunos casos desde Londres a ciudades comunitarias después del Brexit, una propuesta a la que Reino Unido se opone.

El comité dijo que las cámaras de compensación estaban examinando opciones de contingencia "incluyendo la posible reubicación de algunas actividades de compensación desde el Reino Unido para continuar prestando servicios a clientes de la UE". Pero esta opción no era válida en segmentos del mercado "donde la complejidad y el coste de cualquier migración era significativo".

"En caso de restricciones de acceso a esos mercados, las empresas de la UE tendrían que trasladar su actividad a otra cámara de compensación , algo que probablemente sería difícil de lograr antes del Brexit", dijo el comité.

La Cámara de Compensación de Londres (LCH en sus siglas en inglés), una unidad de la Bolsa de Londres, que domina la compensación en swaps denominados en euros, dijo que no podía hacer comentarios sobre sus planes de contingencia.

Los bancos han dicho que sería costoso y engorroso trasladar sus posiciones en derivados a la unidad que tiene LCH en París o a otra cámara de compensación como la de Eurex en Fráncfort.