Publicado: 11.04.2015 16:00 |Actualizado: 11.04.2015 16:00

El BCE rechaza la ley de Tsipras que impide los desahucios de la primera vivienda

Grecia había solicitado la opinión legal del BCE sobre una de las medidas estrella del nuevo Gobierno de Syriza.

Publicidad
Media: 1.92
Votos: 12
Comentarios:
Un reflejo en el suelo del logo del euro situado en la entrada de la sede del BCE. REUTERS

Un reflejo en el suelo del logo del euro situado en la entrada de la sede del BCE. REUTERS

ATENAS.- El Banco Central Europeo (BCE) ha criticado este sábado el proyecto de ley del Gobierno griego que protege las primeras viviendas de los desahucios porque considera que supone un "riesgo moral" y que socava la "cultura del pago".

"La amplitud del criterio para poder acogerse va más allá de la protección de los deudores vulnerables y con ingresos bajos [por lo que] puede generar un riesgo moral y llevar a bancarrotas e impagos estratégicos, a socavar la cultura del pago y el futuro crecimiento de los préstamos", afirma el BCE en una opinión legal emitida este sábado.



"La amplitud del criterio para poder acogerse va más allá de la protección de los deudores vulnerables y con ingresos bajos", argumenta el BCE

El Ministerio de Economía griego solicitó la opinión legal del BCE sobre el proyecto de ley antidesahucios, una de las promesas electorales estrella de la campaña que llevó al poder a la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA).

La iniciativa del Gobierno de Alexis Tsipras prohíbe la ejecución de las hipotecas de las primeras viviendas valoradas en menos de 300.000 euros cuyos dueños tengan unos ingresos anuales de menos de 50.000 euros. Además, los dueños deben tener un patrimonio de menos de 500.000 euros, de los cuales no pueden estar en cuentas bancarias en líquido más de 30.000 euros. Estas condiciones son mucho más amplias que las de la anterior ley antidesahucios.

"Este proyecto de ley amplía significativamente los criterios de selección en cuanto al valor de la propiedad protegida, los ingresos anuales, el valor mobiliario e inmobiliario y la cantidad depositada" en bancos, resalta el BCE.

Por todo ello, el BCE considera que esta solución no es sostenible teniendo en cuenta el índice de impago de préstamos de los bancos griegos. "Es probable que las prohibiciones del proyecto de ley incentiven a los deudores que no necesiten realmente una protección a no cumplir con sus obligaciones o a reducirlas significativamente, aunque tengan medios para cumplirlas", argumenta.

Los préstamos con impagos de los bancos griegos era un 34,2% de su cartera a final del tercer trimestre de 2014, más de dos puntos más que en diciembre de 2013, según datos oficiales del Banco de Grecia.

Aproximadamente el 28,1% de los créditos de los bancos griegos —con un valor estimado de 69.000 millones de euros— no se pagan desde hace más de 90 días, según datos de septiembre de 2014, dos puntos más que el año anterior.

Etiquetas