Público
Público

Blackrock reduce su participación en Popular en pleno debacle del valor

Las acciones del banco llevan varios días en caída libre ante las dudas de los inversores sobre su futuro si no logra encontrar un comprador.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, durante su intervención en la junta de accionistas de la entidad. E.P.

El fondo de inversión Blackrock ha reducido su participación en el Banco Popular en la última semana al 1,775% desde el 4% anterior, según consta en los registros del regulador. El fondo declaró esta participación al regulador el jueves a las 16:15, aunque la obligación de comunicar por parte de Blackrock se generó el día 31 de mayo, según consta en el documento de registro. A fecha de 25 de mayo, Blackrock tenía declarada una participación del 4,09% de Popular.

La gestora de fondos ha reducido del 3,021% al 0,987% sus derechos de voto atribuidos a las acciones de las que dispone, mientras que ha disminuido del 1,069% al 0,788% los que ostenta mediante instrumentos financieros.

Este cambio en la participación de Blackrock tiene lugar en una semana en la que la entidad ha experimentado un fuerte castigo en Bolsa, al perder más de un 38% de su valor durante las últimas cinco jornadas bursátiles, inmersa en la incertidumbre sobre sus planes de futuro, y su capitalización está ahora por debajo de los 1.700 millones de euros.

El logo de la gestora de fondos BlackRock en su sede en Nueva York. REUTERS/Brendan McDermid

Con anterioridad a esta reducción, Blackrock era el segundo accionista de Popular, por detrás de la Sociedad General Financiera y Fiduciaria, que engloba la Sindicatura de accionistas vinculados al Opus Dei y cuya participación asciende al 9,873%. Ahora el segundo puesto lo ocupa Caisse Fédérale de Crédit Mutuel, con un 4,061%.

Las acciones de Popular llevan varios días en caída libre, tras publicar Reuters que uno de los principales organismos de vigilancia de la banca en Europa advirtió a altos cargos de la Unión Europea de que Popular podría necesitar una resolución ordenada si no lograba encontrar un comprador. 

El banco está luchando por su supervivencia y busca una venta a otra entidad o una ampliación de capital para recuperar su maltrecho balance golpeado por un exceso de ladrillo que no ha podido deshacer en los últimos años.

El viernes, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, insistió que éstas son las dos opciones sobre la mesa mientras pidió tranquilidad y recordó que la entidad ha pasado los test de estrés de la banca europea. El Ejecutivo de Mariano Rajoy no prevé inyectar fondos públicos en el sexto mayor banco del país.